Mundos Paralelos

Llamado del señor

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ir abajo

Re: Llamado del señor

Mensaje por Norbert el Mar Jun 12, 2012 12:34 am

El caballero esperaba que el muchacho hubiera aprendido la lección pero le sorprendió ver como se aferraba a su brazo. Parecía una garrapata o un parásito que buscaba con anhelo no soltarse de su abrazo pero, finalmente, cayó y en el fondo el caballero suspiró al ver que no le había echo daño pues podría haberse roto algo y, en el fondo, lo hubiera lamentado.

Debía aprender a controlarse...

-No estamos aquí para jugar- fue simplemente lo que le dijo el caballero al muchacho antes de acercarse a su caballo, una yegua blanca de gran tamaño, para dirigir la marcha de los suyos hacia el norte.

No sabía si habría mas gentes que fueran hacia el norte pero, si los había, no sería mala idea unir las comitivas y dado que el torneo de la Villa atraería a muchas personas no sería tan raro que tuvieran algo de suerte...

Los caminos ya no eran seguros con la acción de los bandidos de Baltersen pero, obviamente, Norbert no los temía y, en el fondo, podría parecer algo impetuoso por ello, y orgulloso, ya que cualquier otro tendría cierto respeto a esas gentes (al menos interiormente) pero el caballero creía que era invencible (cosas de la juventud).

Intentaría que sus siervos llevaran consigo dos espadas, una roma y la otra afilada, para que practicaran por el camino con él y con el muchacho. Aquella no era la función de estos pero admitía que podía ser instructivo para todos pasar algún que otro rato entrenando, por un lado Norbert no se oxidaría con la espada normal y por otro sus siervos y el muchacho aprenderían algo.

Una vez estuviera todo listo partirían hacia el norte, solos o acompañados, para llegar cuanto antes al norte y como salían en plena tarde se pararían en la primera posada que encontraran para pasar la noche.

Iría con la armadura puesta pero para dormir se la quitaría pero deseaba terminar de acostumbrarse a su peso. Lo consideraba como un entrenamiento continuo y personal ya que muchos se quitaban sus armaduras cuando creían que estaban seguros pero el caballero no confiaba en sus sentidos y veía que cabalgar todo el día con la armadura era, a largo plazo, un gran ejercicio.


Ser Norbert Hessel, heredero del Marquesado de Holfburg.



Volamos más allá de la rendición.

Spoiler:



Bolsa: 7 monedas de plata y 10 monedas de bronce.

avatar
Norbert

Fecha de inscripción : 19/11/2009


Información de Personaje
Lugar de Nacimiento : Marquesado de Holfburg
Títulos : Ser y heredero de un marquesado.
Renombre : Desconocido.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Llamado del señor

Mensaje por |Narrador| el Miér Jun 13, 2012 4:06 am

El niño ante aquella reprimenda, que fue exhalada antes de ir a coger la yegua, agachó la cabeza sin mirar a los ojos a nadie, y no se volvieron a encontrar hasta que no hicieron la fila de la comitiva. Salieron todos del gran bastión con un gran espíritu menos el chaval. Las espadas se habían guardado; tanto las afiladas como las romas, a las órdenes del señor de aquella comitiva. Poseían: Cuerdas, Raciones de viaje para TODOS, para tres semanas, escudos, estandartes y demás simbología -Ocultos o visibles.- de la casa Hessel del condado de Holfburg, mantas y petates, cinco Odres de agua de dos litros cada uno que habrían que parar para rellenarlos de los dos cántaros que poseía la mula, y las respectivas armaduras.

Los dos tipos que lo acompañaban junto al escudero y a Norbert, llamados Frederik Nietzsche y Emmanuel Kant ...-No vaya a haber una SGAE por aquí, que por cierto, indudable imaginación la mía, pero se que lo hará todo más divertido.- ...Ocupaban respectivamente el primer y último puesto de la comitiva durante el inicio. Ellos sabían que su deber era protegerlos de cualquier peligro del camino. La mula -O burro, a tu elección.- iba en tercer lugar; justo en medio. Allí llevaban todo el material pesado, como las armaduras de Frederik y Emmanuel, armas lo suficientemente impersonales como para no llevarlas encima -Todos iban armados mínimo con una espada corta.- Y demás parafernalias como los estandartes y escudos antes mencionados, al igual que las raciones, tanto de comida o agua.

Erik, no habló en un buen rato; pese al buen contacto y emoción que tuvo al principio, ésa marcha con Norbert ahora le parecía un mal castigo, recordando el golpe con la viga.-Cosas de la edad.- Y se repetía una y otra vez que debería haber liberado a Albert de su palabra, y haberlo acompañado al castillo negro, y si no, por un momento pensó que hubiese estado mejor entrenando con algún maestro de su señor, ya que en el gran bastión gozaba de varios favores. Era un muchacho apasionado, pero acomodado a los lujos del Bastión; probablemente, ése viaje la haría madurar mucho, pero él ahora no daba gracias por éso, seguro.



avatar
|Narrador|

Fecha de inscripción : 29/05/2012


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.
Lee!!!
{Pasa el Mouse}