Mundos Paralelos

Llamado del señor

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ir abajo

Llamado del señor

Mensaje por Norbert el Miér Mayo 30, 2012 6:03 pm

L.a pequeña comitiva había estado viajando durante unos días hasta llegar al Gran Bastión, el mensaje del heraldo de su señor había sido claro: el señor del castillo debía viajar lo antes posible al Gran Bastión para acudir a una reunión de los nobles de la región. Dado que su señor padre se sentía incapaz de viajar, lo hizo su hijo mayor y heredero.

No viajaba solo, con el iban varios caballeros de su padre y algunos sirvientes, uno de ellos portaba un pequeño presente para su señor, como mandaba la tradición, y, aunque desconocía los motivos que lo habían llevado hasta allí, sabía que no tardaría en averiguarlos.

Cuando observó a media tarde el Gran Bastión no pudo evitar sobrecogerse, ya lo había visitado en varias ocasiones para jurar lealtad a su señor y para participar en alguna justa pero su tamaño siempre le helaba el alma. No era mentira que se trataba de la mayor fortaleza de todo el Valle.

La comitiva siguió avanzando tranquilamente por los caminos hasta llegar a la mayor entrada del castillo, custodiada por dos guardias y abierta pues aun no era de noche. Su escudo, así el símbolo labrado en su armadura y su yelmo delataban su condición pero uno de los caballeros se adelantó a él diciendo:

-¡Abrid paso a ser Norbert Hessel! Hijo del Marqués de Holfburg y vasallo de vuestro señor- no había mucho más que decir al respecto ya que ademas de la parafernalia del equipo iba acompañado de varios caballeros y sirvientes y, por si fuera poco, su territorio era relativamente conocido por su importante situación geográfica.

Los guardias, sin decir nada más, inclinaron sus cabezas y dejaron paso a la comitiva que pudo pasar así al interior del primer nivel de murallas. Este nivel estaba dominado, fundamentalmente, por tierras para la labranza y por multitud de huertas y varios corrales para el ganado. Había quien decía que aquella fortaleza era tan grande que podía generar sus propios productos en caso de asedio, haciendo que este fuera interminable.

Al cabo de un rato pasó al segundo nivel de murallas, habitado por los campesinos y siervos de Dharmburg. No le costó demasiado llegar hasta el tercer nivel pues había un camino directo que llevaba hasta este pero no pudo evitar observar el gran bullicio de productos y de gentes que había en el lugar aunque, por otro lado, pensó que resultaba raro que no hubiera aun ningún mercado a las afueras del castillo....

Tras el tercer nivel estaban las casas de las gentes pudientes, los torreones de los nobles y, por supuesto, la Torre del Homenaje de su señor. No se detuvo demasiado a observar los detalles, y eso sumado a su poca percepción y a su yelmo mostraban que estaba muy confiado, ya que se dirigió directamente hacia la puerta de la residencia de ser Alberch Dharmburg.

La puerta, esta vez cerrada, estaba custodiada por mas de cinco guardias aunque esta vez lo reconocieron y, tras invitarle a que desmontara para llevar sus monturas a los establos, le permitieron entrar.

¿Lo que encontraría dentro? No lo sabía a ciencia cierta pero tampoco le extrañaría encontrar a los otros señores de la Línea Fértil. Los rumores sobre una guerra en el norte habían llegado a sus oídos y también habría una Justa en la Gran Villa, a la cual le gustaría acudir, así que posiblemente su señor quisiera debatir sobre alguna de esas noticias, planear algo, etc.

También había oído hablar de un dragón pero...Debían ser cuentos para niños.


Ser Norbert Hessel, heredero del Marquesado de Holfburg.



Volamos más allá de la rendición.

Spoiler:



Bolsa: 7 monedas de plata y 10 monedas de bronce.

avatar
Norbert

Fecha de inscripción : 19/11/2009


Información de Personaje
Lugar de Nacimiento : Marquesado de Holfburg
Títulos : Ser y heredero de un marquesado.
Renombre : Desconocido.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Llamado del señor

Mensaje por |Narrador| el Jue Mayo 31, 2012 3:30 am

El cuchicheo ante el paso de lord Norbert no era una acción para nada sigilosa, los ojos de los pueblerinos que podían ocupar unos segundos de sus atareadas vidas, clavaban los ojos a la comitiva, y hablaban ocultándose la boca con el más cercano sin despegar el iris tanto en el interior de la primera como de la segunda muralla. Podía sentirse observado dentro de éstos niveles; no hubo recibimiento, eran asuntos de guerra que tenían que tratarse de forma inmediata. Cabalgaban hacia la tercera muralla a un trote pausado, exhibiendo sus armas y armaduras, hasta llegar al tercer nivel, en el cual no reparaban demasiado en el porte de la comitiva, pero sí en los rumores.

El Lord no tenía intención en detenerse en banalidades como hablas entredientes de pueblerinos o la magnífica arquitectura gotico-románica de la torre del homenaje. Los guardias de la torre del homenaje se apartaron haciendo un pasillo y un paje tomó los caballos; la misma guardia abrió la puerta de par en par inclinando la cabeza en señal de respeto y encontrose tras la puerta con un pasillo de unos siete metros de largo por 5 de ancho, adornados por una alfombra roja algo ya pisoteada donde se notaban las huellas del calzado de los que habían pisado algo que ensuciara.

Siguiendo la vista al frente en la linea de la alfombra, habían dos portones, entreabiertos, aunque lo suficientemente abierto para que cupieran dos hombres uno al lado del otro de frente- Se puede imaginar cómo era de grande la puerta.- y llevaba a una sala que parecía de trono, o más bien de festejos o negocios. Todos los sirvientes parecían apresurados, de aquí hacia allá, colocando una enorme mesa rectangular para festejos y pertrechándola; ésta cubría el lado derecho de la sala desde la visión del que se sentase en el trono de madera que adornaba el final de la alfombra roja.

Antes que pudiera cruzar los siete metros de pasillo, donde habían más bifurcaciones hacia los lados, un sirviente anunció en las puertas entreabiertas, el nombre del recién llegado.-¡Ser Norbert Hessel! primogénito del Marqués de Holfburg .- Luego pasó y se retiró hacia la mesa. En el otro lado de la sala, a la visión zurda del trono, parecían preparar algún tipo de altillo simulando un escenario, pero estaba más abandonado que la mesa, donde ya se sentaban los otros vasallos de [i]Ser Alberch Dharmburg pero no se encontraba éste.

Palabras elocuentes ante la llegada de Norbert, salieron de la boca de ser Gallahad. -El tiempo dispuso que esperáramos por vos, pero el dueño del tiempo en éste salón ha tenido que ocuparse de algunas tareas banales, para no perderlo esperando.- Dijo reprochando su aparente impuntualidad. desde el extremo pegado a la pared, situándose justo en medio de la hilera de convocados. -¡No seas tan duro con el chaval!- Replicó un tipo ataviado con ropajes verdes, a juego con sus ojos, una capa roja que había ondeado por detrás del respaldo de la silla, un pelaje castaño cobrizo en forma de melena ondulada, y en parte mojada, de unos veintisiete inviernos de edad y tez no demasiado blanca. Por físico parecía ser familiar del señor; sin embargo, Gallahad era un hombre de cabello negro y corto, con entradas a sendos lados de su frente hasta mitad de cráneo, tez pálida, portaba una espada envainada en su diestra -Pues era zurdo- de unos ojos negros azabache y una dentadura no muy bien cuidada, con una edad de unos cuarenta inviernos.

-Habéis llegado justo en el momento en el que teníais que llegar.-
Dijo amablemente invitándolo con un gesto de mano a que tomara asiento, luego bajó la mano y cogió una naranja mandarina que comenzó a pelar con sus dedos robustos. Un criado carraspeó su voz, el mismo que le había enunciado.- Sus fieles deberán esperarlo fuera milord.-



avatar
|Narrador|

Fecha de inscripción : 29/05/2012


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Llamado del señor

Mensaje por Norbert el Jue Mayo 31, 2012 1:42 pm

El gran caballero no se había esperado aquella bienvenida, no conocía personalmente a ser Gallahad pero no olvidaría ese rostro pálido, ni su oscuro pelo negro, aunque lo que realmente no olvidaría sería que guardaba su espada en el lado diestro de su cuerpo, por lo que era zurdo. Un detalle muy importante a tener en cuenta...

Estaba, además, rodeado por el resto de los convocados y se sentaba en el centro de la mesa. Aquello significaba que era alguien poderoso, un noble a tener en cuenta pero Norbert no reconoció su casa... Posiblemente de niño la habría estudiado y habría aprendido su historia pero ya había olvidado casi todo lo que no consideraba necesario, para el campo de batalla claro y no para una simple reunión de nobles cuchicheantes.

Tampoco reconoció al hombre que entro en su auxilio social, parecía ser familiar del señor de la casa pero no terminaba de situarlo, por lo que simplemente hizo una leve reverencia con su cabeza y respondió diciendo con cortesía:

-Gracias señor pero aun no soy lord así que preferiría que no me dieran ese trato, simplemente soy un caballero que viene representación de su señor y auténtico lord, el Marqués de Holfburg, desde tierras lejanas dedicadas a la lucha y a la defensa de la Línea Fértil y no a la placentera meditación y al entretenido contar de las monedas- dijo, obviamente, con un cargado sarcasmo y en respuesta a las palabras dichas por ser Gallahad pues podría ser un noble poderoso pero nadie podía osar jamás cuestionar la lealtad y dedicación de los hombres del Marquesado.

Mientras los nobles de la Línea Fértil se dedicaban a labores rutinarias y relajadas, los hombres del marquesado mantenían la débil defensa que separaba al Magrave Herbts de ellos... Cuestionarlo a él era cuestionar a los mejores guerreros y más valientes caballeros de todo el sur y eso era algo que Norbert no iba a tolerar aunque jamás levantaría la espada en el hogar de su señor.

Su cortesía, en resumen, no era más que una fachada para representar su malestar y una forma de evitar llevar la situación a las armas...

-Esperen fuera- dijo tranquilamente, para finalizar, a sus hombres. No había nada que temer en el Gran Bastión, confiaba en los Dharmburg y simplemente obedeció y tomó asiento en el lugar que le correspondía.

Pero, aunque alguien tramara algo... ¿Por que él iba a tener miedo?


Ser Norbert Hessel, heredero del Marquesado de Holfburg.



Volamos más allá de la rendición.

Spoiler:



Bolsa: 7 monedas de plata y 10 monedas de bronce.

avatar
Norbert

Fecha de inscripción : 19/11/2009


Información de Personaje
Lugar de Nacimiento : Marquesado de Holfburg
Títulos : Ser y heredero de un marquesado.
Renombre : Desconocido.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Llamado del señor

Mensaje por |Narrador| el Jue Mayo 31, 2012 7:14 pm

Se había convertido en una batalla dialéctica un tanto sarcástica en la que Gallahad no tenía intención de callarse; había tres personas más aparte de los dos ya nombrados pero solo dos sitios vacíos. Seis sitios a sendos lados de la mesa, y uno presidiéndola. El de pelo castaño y capa verde vio la cara de Gallahad preparando su veneno y alzó su voz.

-Mi nombre es Johan Dharmburg, primo de Albrech, para abreviar en títulos nobiliarios.- Luego señaló a Ser Gallahad. -Ésta urraca de aquí.- Dijo con su voz grave pero dándole el toque humorístico que separaba la ofensa de la broma entre hombres- Es Ser Ghallahad Derr Humbrich, consejero de nuestro señor; perdona su susceptibilidad, pero no soporta la impuntualidad.- Se notó como Gallahad cerraba su puño zurdo reposando sobre la mesa. Luego señaló a los restantes, nombrándolos, y ellos como respuesta inclinaban su cabeza hacia Norbert.-ser Perton Derin, ser Richard d´lacroix y ser Francisco el Rojo.-

En ése instante de una diminuta puerta en cuanto a su arco, pero de un grosor perceptible cuando se abrió en el extremo contrario de la sala, que daban a una escalera de caracol hacia los sitios superiores- Parecía un pasaje secreto.- Ser Albrech Dharmburg, con sus ojos verdes, su capa verde, y su vello cobrizo al igual que su melena, la cual estaba por dentro de la capa; parecía que fue con prisa y no se percató de ése detalle. su armadura era exquisita, refulgía en cada antorcha o tragaluz que permitía su reflejo, pero era una simple armadura de gala. -Ya he escuchado que hacías las presentaciones, Johan.-

Se dirigió hacia el sitio que presidía la mesa y se sentó dejando un hueco temporal en silencio para algún tipo de comentario. Mientras tanto Johan comenzó a comerse la mandarina que había pelado, y ya no había ningún criado tras la aparición del señor que se dedicase a revolotear. Cerraron los portones ante su presencia y se quedaron completamente solos, de no ser por cuatro guardias que mantenían su firmeza pegados a la pared.

-*Ejem*- Carraspeó Albrech y apareció de la nada, ya que nadie se percató de su existencia, un sirviente, que le entregó un papel a Ser Albrech, luego, volvió a perderse en las sombras de la esquina observando aprovisionado de una pluma y una tablilla con pergamino.-Bien ¿Algo que decir antes de empezar a debatir el asunto que nos concierne?-



avatar
|Narrador|

Fecha de inscripción : 29/05/2012


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Llamado del señor

Mensaje por Norbert el Jue Mayo 31, 2012 9:06 pm

El caballero del marquesado se sentó en su asiento que, curiosamente, había sido adaptado para su tamaño, lo cual agradeció pues no habría sido la primera vez que se había quedado sin asiento por que no habían previsto su tamaño. Por puro respeto hacia su señor se quitó su yelmo, en forma de águila, y lo dejó sobre la mesa y con total respeto inclinó su cabeza ante su presencia.

Era la primera vez que acudía solo ante su presencia y no quería deshonrar el nombre de su padre, habían confiado en él y realmente se sentía bastante nervioso aunque, de alguna forma, el enfrentamiento con Gallahad lo había relajado un poco.

Al escuchar los nombres de cada uno de los presentes hizo leves inclinaciones para ser simplemente educado pues eran iguales y no se merecían mayor tratamiento.

-Mi señor, con vuestro permiso- dijo para quedar a la espera de que le permitieran seguir hablando para, luego, continuar diciendo- en las fronteras que nuestra casa custodia hemos sufrido pequeñas incursiones durante los últimos meses... Nada relevante, simples avistamientos, pagamos a todo aquel que nos aporte información pero aun no hemos conseguido capturar a uno de esos jinetes, creemos que son siervos del magrave y últimamente los bandidos de Baltersen andan muy revueltos.

Dicho esto se quedó en silencio, cierto era que los bandidos del sur no eran una auténtica amenaza, tan solo una molestia, pero creía que era oportuno hablar de esos salvajes entrometidos pero lo que realmente le preocupaban eran esos avistamientos de jinetes...


Ser Norbert Hessel, heredero del Marquesado de Holfburg.



Volamos más allá de la rendición.

Spoiler:



Bolsa: 7 monedas de plata y 10 monedas de bronce.

avatar
Norbert

Fecha de inscripción : 19/11/2009


Información de Personaje
Lugar de Nacimiento : Marquesado de Holfburg
Títulos : Ser y heredero de un marquesado.
Renombre : Desconocido.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Llamado del señor

Mensaje por |Narrador| el Vie Jun 01, 2012 4:53 pm

Albrech torció la boca ante el comentario de Norbert, y dio un par de toques en la mesa con el borde del papel que tenía entre sus dedos, luego apoyó ése papel en la mesa y inspiró sonoramente, notándose la frase en su pensamiento de "Oh dios, una preocupación más".-El problema de ésas escaramuzas es que no se puede coger a nadie con vida, y no se sabe donde van a atacar la próxima vez, pero no es un problema urgente, lo siento con todo el peso de mi corazón, Ser Norbert.-

Gallahad fue luego apoyando sendos codos en la mano y entrelazando los dedos huesudos y apoyando en ellos su nariz.-Sí, hay un tema muy importante.- Albrech pareció no molestarse de la interrupción.- Que debemos tratar, y es la guerra del fuerte de la sangre; es inminente, se mezcla con la gran justa en la gran villa, y además, no sabemos de que parte estará el Margrave, o si aprovechará ésta inminente confusión para destruirnos.- Pese a que a Norbert pudiese caerle mal, parecía hablar con una sabiduría probablemente atribuida a su edad, era el más mayor de la mesa.

Ser Perton contestó a éso; Ser Perton era un tipo de una melena negra azabache, de ojos azules (extrañamente) Y vestía bastante humildad, ninguna armadura de gala ni nada por el estilo ostentoso como Norbert, Gallahad y Albrech, solo una casaca bastante preciosa de color índigo con ribetes dorados, parecía dedicarse más a asuntos políticos del condado más que de la guerra, y de hecho, en ésa sala, había dos más -Sin contar con Albrech- que vestían con casaca, los tres que hasta el momento no habían hablado, aunque Richard y Francisco quedaron en silencio.-Pues, yo pienso lo obvio, todo está relacionado, y el Margrave estará discutiendo ésto mismo con sus abanderados, y ganará la idea que acabe con la contraria.-

-Gracias por la obviedad, ser Perton.- Dijo para luego suspirar y seguir hablando. -Mi opinión, que ahora no vale más que las vuestras hasta el final de ésta reunión que yo decidiré que hacer, es que el Margrave apoyará al bastardo Ser Einarr Hensir, mandará poca milicia a apoyarlo, pero ganará su favor si ganan en la defensa. El que decía tener el legado del fuerte de la sangre por manuscrito, no participará y el legítimo heredero por sangre, atacará como si no hubiese puño más resistente.- A lo que contestó Gallahad. -Es más probable que éso lo tuviera en consideración ése viejo cuervo.- -Habló la urraca- Dijo entre dientes ser Johan acabándose la mandarina, pero Gallahad no se detuvo.- Y al tenerlo en consideración, esperase que apoyáramos al contrario que él apoyara, y esperar a desalojar nuestras tropas del bastión para él tomarlo.-

Todos los señores estaban en desacuerdo, y ni Francisco ni Richard habían abierto la boca aún, andaban sumidos en sus pensamientos mirando los nudos de la madera.



avatar
|Narrador|

Fecha de inscripción : 29/05/2012


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Llamado del señor

Mensaje por Norbert el Vie Jun 01, 2012 6:19 pm

Ser Norbert inclinó la cabeza ante la respuesta de su señor, no estaba nada complacido con aquella respuesta pues no creía que hubiera que desechar la posibilidad de que el Margrave estuviera enviando jinetes a las tierras de la Línea Fértil para espiar a los suyos... Tampoco había que olvidar a los bandidos de Baltersen, simples truhanes que podrían llegar a ser un auténtico problema si su ponzoña se extendía.

-¿Como sabéis que el Margrave apoyará al bastardo de Fuerte de Sangre?- su pregunta era simple y nada complicada, si decían que su enemigo ya había elegido un aliado debían tener que asegurarse de que sus fuentes de información fueran fidedignas y no unos simples rumores de taberna- Es bien sabido que Madius Leiford- el heredero por sangre, un rico comerciante de la ciudad de Wylerd- es un hombre rico y muy poderoso, podría movilizar muchas mas tropas que el bastardo... ¿Tan seguros estáis de que no tendría apoyo del Margrave?

Dicho esto escuchó como Johan llamaba urraca a Gahallad mientras se terminaba de comer una mandarina, ante esa broma no pudo evitar soltar una risa pero intentó reprimirla lo mejor que pudo. El primero del señor del Bastión se estaba ganando toda su simpatía con el carisma de demostraba en todo momento.

-Yo digo que para que la guerra llame a nuestra puerta... Llamemos nosotros a la del Margrave- obviamente, como hijo de un señor de tierras fronterizas, quería llevar el conflicto a las tierras de sus enemigos y no esperar a que sus tierras ardieran- Podríamos hablar con los señores de las tierras que hay al otro lado del río Ithelior, como los Stark de Stukland, para ganar más apoyos y poder acabar de una vez con nuestros enemigos.



Ser Norbert Hessel, heredero del Marquesado de Holfburg.



Volamos más allá de la rendición.

Spoiler:



Bolsa: 7 monedas de plata y 10 monedas de bronce.

avatar
Norbert

Fecha de inscripción : 19/11/2009


Información de Personaje
Lugar de Nacimiento : Marquesado de Holfburg
Títulos : Ser y heredero de un marquesado.
Renombre : Desconocido.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Llamado del señor

Mensaje por |Narrador| el Vie Jun 01, 2012 9:18 pm

-No.- Cortó tajante Lord Johan, pues no era un simple Ser, por lo que podía actuar con un poco más de permisión ante los presentes -entendiendo por Lord el tener un mayor peso social por ser más cercano o tener la misma sangre de antiguos señores del gran bastión-. Reclinado sobre el respaldar de la silla y con un brazo por detrás de éste y el otro con el codo apoyado en la mesa y llevándose los dedos de la mano que había pelado la mandarina a la barba mesándola, una postura un poco de desgana, pero al mismo tiempo una mirada concentrada en el asunto, un asunto turbio.-Ser Norbert, no es por importunar vuestra idea, pero nosotros no somos tan ambiciosos como el Viejo cuervo Margrave. Mi opinión es que nos mantengamos al margen de la guerra que atañe al castillo de la sangre. Y mis sospechas tengo de que el Margrave estará con Madius Leiford como bien dice Norbert, y el Margrave tiene máquinas de asedio que no pueden contra éste bastión, pero sí contra el fuerte de la sanfre-

Ser Francisco el Rojo señaló a Lord Johan rompiendo su postura, zarandeando el dedo como si quisiera pintar un cuadro en el aire con el índice pidiendo el turno de palabra con ése inusual gesto. -Estoy con Johan, no nos atañe la guerra y tenemos un problema que el Margrave no tiene, los bandidos de Baltersen.- comenzó a maldecir a aquel bandido entre dientes mientras Richad d'lacroix callaba estudiando ya el tercer grado de aprendizaje en nudos de la madera de las tablas. Francisco era un hombre tosco; como Norbert, pero no estaba ataviado por armadura alguna; se le tacharía de guerrero si no fuera por la casaca roja como la sangre que su indumentaria señalaba. Por otro lado, Richard era un tipo muy escuálido y poseía un florete de gala en su lado zurdo, también vestía con casaca, pero éste de tonalidades azules y doradas, mucho más ostentosas que todos los demás, de filigranas elegantes y adornos de metal, melena rubia y ondulada y tez pálida y de facciones finas y delicadas...-Un" francés de los que a nosotros tanto nos gustan.-

-Hmm...- Se mesó la barba Lord Albrech con la diestra mientras la zurda la apoyaba en el pomo de su espada.- Tenemos que hacer movimientos certeros, y éso es difícil en un caos como éste.- Dijo con un pensamiento en voz alta, cayendo también en la banalidad de comentarios poco productivos, pero que le ayudaban a desencadenar una retahíla de ideas. -Por lo pronto tengo algo claro. Iremos a la guerra, pero si el margrave puede contratar mercenarios, nosotros también.- Dijo refiriéndose a los jinetes sin estandarte.- Aplicaremos la jugada que creemos que él está haciendo para nuestro beneficio.- Asentió con valor, en vez de compadecerse en su defensa propia y caer en una espiral de miedo y caos.- Norbert, como bien has propuesto, irás al torneo de la gran villa; mientras ésta esté en auge y los lords participen, habrá tregua. Gana el mayor número de abanderados posibles, como la familia Stark.- Luego señaló a Johan.- Tú, primo menor te ocuparás de ir al castillo negro con cincuenta hombres y reclamar el favor que nos tienen los caballeros de Aenor por nuestra devoción para con mi padre, al ser tú, se acordarán más de nuestro abuelo si dudan de mi título como cuentan los rumores.-

-Pero señor...- Dijo Gallahad.- -¿No quedaremos con pocos efectivos cuando vayamos a la guerra? Y... ¿A quien apoyaremos?- -Querido consejero Gallahad, por éso tú, tan versado en el arte de la información, serás destinado a la noble tarea de espiar al Margrave y saber solamente, a quien apoyará. Luego Francisco ofrecerá unos abanderados de pleitesía al contrario al que apoye el margrave. Recemos a Aenor que no sea a Madius Leiford.-

[...]


Última edición por |Narrador| el Sáb Jun 02, 2012 5:32 am, editado 1 vez



avatar
|Narrador|

Fecha de inscripción : 29/05/2012


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Llamado del señor

Mensaje por Norbert el Vie Jun 01, 2012 9:47 pm

Norbert no estaba muy conforme con la idea de usar mercenarios, podían ser prácticos pero no confiaba en su honor ni en su valía ya que en más de una ocasión habían dejado a su contratista a su suerte. Soldados que solo luchaban por el brillo de unas monedas de oro no se merecían confianza alguna pero, por otro lado, la idea de ir a la justa de la Gran Villa le agradaba mucho ya que disfrutaba mucho de las justas.

Por otro lado tendría la importante misión de ir en busca de aliados para la causa, se sentía mas seguro con su mandoble en una batalla que en una reunión con nobles voraces pero su señor había decidido confiar en él y no iba a defraudarlo.

-Partiré hoy mismo a la Gran Villa, mi lord - podía añadir más cosas pero... ¿Sería útil? Ya tenía una misión y en el fondo estaba conforme pues había que buscar aliados pero no era, especialmente, un gran diplomático- dejaré aquí a la mitad de mis hombres para que dispongáis de ellos con gusto en estos tiempos de crisis. También os he traído un presente con el cual espero que podáis sufragar parte de los gastos que harán falta para preparar la guerra.

Iba a partir a la Gran Villa, a una justa pacífica, por lo que no iba a necesitar grandes protecciones... Tampoco lo consideraba necesario pues si había ido acompañado había sido por presión de su padre ya que él consideraba que con su mandoble pocos podían hacerle frente.

El resto de sus hombres partirían de vuelta al Marquesado, salvo un par de criados, para preparar cualquier posible ataque por parte de las tropas del Margrave.

Cierto era que muchos dudaban de la legitimidad de su nuevo señor pero no era el caso de Norbert ya que este, mientras Albrech demostrará ser fiel a sus obligaciones y honorable en sus actos, tendría todo el apoyo del caballero del marquesado.

-¿Algo que decir con respecto a Baltersen?- le parecía un asunto importante... Una gran molestia en el fondo pero que podía agravarse y más con una guerra.


Ser Norbert Hessel, heredero del Marquesado de Holfburg.



Volamos más allá de la rendición.

Spoiler:



Bolsa: 7 monedas de plata y 10 monedas de bronce.

avatar
Norbert

Fecha de inscripción : 19/11/2009


Información de Personaje
Lugar de Nacimiento : Marquesado de Holfburg
Títulos : Ser y heredero de un marquesado.
Renombre : Desconocido.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Llamado del señor

Mensaje por |Narrador| el Sáb Jun 02, 2012 5:50 am

Albrech quitó la mano del pomo de su espada y apoyó sendos codos en la mesa, cruzando las manos sobre ésta y arqueando su espalda. -Baltersen saquea cual comadreja para subsistir; todo su gremio son muertos de hambre y el único que vive medianamente bien es él ¿A quien crees que enviaré a la misión de buscarlos y erradicarlos si no son a los mercenarios? El bandido nunca podrá subir la oferta que yo le haga a los mercenarios, y con ello, se prepararán para su precaria extinción y arresto.-

-Si lo deseas puedes llevarte a mi escudero.- Dijo Lord Johan a Norbert. - Está aún muy verde, pero le entusiasman las justas; ya que yo no puedo participar sería un honor para mi que al menos mi escudero si viera y participase en la justa.- dijo, rematando la faena sacando dos monedas de oro y poniéndolas sobre la mesa. -Ésto creo que pagará allí tu alojamiento, tus reparaciones, comida, y por supuesto la del muchacho.- Parecía que era un hombre muy noble al mismo nivel que sarcástico o carismático, y sus ojos brillaban con una promesa que le había hecho al chiquillo y que no podría cumplir por fuerzas mayores.

Albrech concluyó. -Del tema de los bandidos y los mercenarios te encargarás tú, Francisco; que se que tu marquesado es el más expuesto al sur y a quien más ganas les tienes a ésos bandidos. Y... Richard ¿Podrías decirme cuántos nudos tiene la madera de la que se fabrica ésta mesa?- Richard cayó como en todo momento en la reunión, hasta ése momento. -¿No hay ninguna tarea para mi, Mi señor?- A lo que Albrech le contestó.- Si eres igual de productivo en ésta guerra como en ésta reunión, mejor que acompañes a Johan con una veintena de hombres tuyos.- Era compasivo, claro está, pero no le gustaba la ineptitud, como a ningún Lord, y menos cuando está estresado por el tema que se les viene encima, como la futura guerra; la parsimonia de sus hombres le hervía la sangre. Los demás bajaron la mirada sin hacer ninguna muesca, como el maestro que regaña a niño y todos los demás quedan callados para que no le salpique la mierda.



avatar
|Narrador|

Fecha de inscripción : 29/05/2012


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Llamado del señor

Mensaje por Norbert el Sáb Jun 02, 2012 2:39 pm

Dos monedas de oro eran una pequeña fortuna para un simple plebeyo pero los nobles de aquella mesa era simple calderilla. A Johan pagar los gastos de su escudero y darle una pequeño incentivo a Norbert era como invitar a alguien a unas cervezas...

Dejando las dos monedas de oro sobre la mesa añadió al primo menor de su señor diciendo tranquilamente:

-Agradezco vuestras monedas mi señor pero para mi no es gasto alguno mantener a un escudero- su padre no era especialmente rico pero tenía suficiente dinero para que su hijo pudiera ir a una justa con un par de sirvientes y un escudero y, en el fondo, Norbert no necesitaba más- Será bueno para él que vea algo de mundo y, de paso, yo mismo lo entrenaré durante el viaje.

Dicho eso no quiso añadir nada más pues tampoco creía que pudiera decir algo útil, simplemente se mantuvo en silencio y a la espera de que alguien dijera algo importante o a que la reunión terminara.

El tema de Baltersen le afectaba pero en menor medida que a los demás nobles, sus tierras no estaban muy pobladas ni eran conocidas por su gran riqueza por lo que los bandidos no solían acudir por su marquesado. Por otro lado le parecía que la solución aportada por su señor era bastante buena, los bandidos eran simple chusma y los mercenarios no eran mejores que ellos, una matanza entre ambos solo reduciría la cantidad de muertos de hambre de este mundo.



Ser Norbert Hessel, heredero del Marquesado de Holfburg.



Volamos más allá de la rendición.

Spoiler:



Bolsa: 7 monedas de plata y 10 monedas de bronce.

avatar
Norbert

Fecha de inscripción : 19/11/2009


Información de Personaje
Lugar de Nacimiento : Marquesado de Holfburg
Títulos : Ser y heredero de un marquesado.
Renombre : Desconocido.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Llamado del señor

Mensaje por |Narrador| el Dom Jun 03, 2012 6:14 am

-Insisto.- Dijo Johan con una sonrisa despreocupada, notándose que de donde cogía las monedas, casi era una ofensa el haberle dado solo dos de oro. -Además, es conveniente que partáis de inmediato ¿Verdad Ser Gallahad?.- -Por supuesto; ya que mis fuentes más fiables me han dicho que Lord Stark ya está allí en la Gran Villa, como tantos otros nobles que aún no han decidido hacia que lado de la balanza inclinarse...-

Lord Johan cogió otra mandarina. -¡Queda levantada la reunión, Que Aenor guie vuestro intelecto en busca de la sabiduría en ésta misión.- Dijo Albrech mirando a Johan especialmente, el cual con señal de resignación en su rostro colocó la mandarina en su frutero antes de poder hincarle la uña para comenzar a retirarle la cáscara y chasqueó los dientes con impotencia al retirar la mano del frutero, apoyándolas en el borde de la mesa. Todos esperaban que Albrech se levantara, y así fue, como resorte, El Lord del fuerte inexpugnable se retiró de la silla, y todos los demás le siguieron. La cara de Ser Richard no era de mucha complacencia, quizás hubiese tenido una mala semana y encima le caía ésta; era una misión fácil, pero se llevaría todo el mérito y honor Lord Johan aun así; éste fue el último en levantarse de la silla con respecto a los demás.

Las monedas seguían en lo alto de la mesa, y la escena estaba congelada cuando todos se pusieron de pie, solo que todos añadieron una vez depié -"¡Mi señor!"- con una leve reverencia, y entonces comenzó a encaminar sus pasos al pasadizo del que había aparecido, ésa puerta gruesa que lo llevaba a sus aposentos en lo alto de la torre del homenaje.



avatar
|Narrador|

Fecha de inscripción : 29/05/2012


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Llamado del señor

Mensaje por Norbert el Dom Jun 03, 2012 2:51 pm

Ser Norbert miró las dos monedas con cierto pesar, había intentado ser honorable con sus señores y ellos le devolvían su conducta con unas simples monedas que casi parecían un insulto hacia su persona... Tomando las dos monedas, pues debía cumplir con su deber, despidió a su señor como era debido aunque con el orgullo herido por Johan ya que no se consideraba un pobre que necesitara unas monedas que no podrían sufragar todo el viaje.

Tras esto se levantó, dirigió una despedida a los demás señores, y se retiró de la sala para marchar hacia el norte con el escudero de ser Johan. El viaje duraría unos días y marcharían con un par de sirvientes, armados, para participar en la justa y buscar a todos los nobles de las fronteras para sumar aliados a la causa de su señor.

Había traído a unos cuantos caballeros, la mitad se quedarían para ayudar a su señor si este lo consideraba oportuno y el resto volverían al marquesado, con su señor padre, para que prepararan una defensa decente. Sus tierras estaban en las fronteras y si había guerra serían los primeros en sufrir sus consecuencias.

Cualquier guerrero sería bien recibido y cualquier preparación sería poca... Su padre ya dispondría de lo que considerara necesario para la guerra.


Spoiler:
OFF: Dime si hago un post para el camino xD, si llego directamente a la Gran Villa o si sigo posteando para recoger al escudero.


Ser Norbert Hessel, heredero del Marquesado de Holfburg.



Volamos más allá de la rendición.

Spoiler:



Bolsa: 7 monedas de plata y 10 monedas de bronce.

avatar
Norbert

Fecha de inscripción : 19/11/2009


Información de Personaje
Lugar de Nacimiento : Marquesado de Holfburg
Títulos : Ser y heredero de un marquesado.
Renombre : Desconocido.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Llamado del señor

Mensaje por |Narrador| el Dom Jun 03, 2012 5:25 pm

Spoiler:
como te dije...

Cuando todos se levantaron, los sirvientes desde fuera abrieron los grandes portones de la sala y dejaron "libres" de aquella habitación a los reunidos.
Norbert se levantó de la mesa y se dispuso a salir, cuando una mano se apoyó en su hombro. Era Johan, el cual con una sonrisa de complacencia lo había detenido antes de salir de los aposentos. -Oye, no te lo tomes a mal, ni mucho menos. -Dijo notando él cómo había tomado Norbert ése gesto, a su forma de ver, malinterpretándolo completamente.- El deshonor sería para mi si no me aceptaras el dinero, y encima me hicieras el gran favor ¡Que digo el gran favor! No existe palabra para expresar a aquel que te ayuda a cumplir una promesa que tú no puedes realizar.-

Comenzó explicativo Lord Johan, mientras empezaba a andar hacia el exterior, acompañado de Norbert, o eso esperaba.-Le di mi palabra a ése muchacho que sería mi escudero en las fiestas del verano de éste año, y con todo el asunto de la guerra... Pues ya ves.- No quiso alargarse más, ya que a buen entendedor pocas palabras bastan, pero remató insistiendo. -No puedes volver a tu marquesado, ya que está en la frontera de la linea fértil, y debes partir de inmediato por orden de mi primo hacia el NorOeste...-


Mientras, salían de la torre del homenaje recorriendo el pasillo alfombrado hacia el exterior, dos sirvientes le abrieron las puertas desde dentro, y ellos sin detenerse al caminar, salieron al exterior.-Si procuro una ofensa con ésas dos monedas de oro, ya me las devolverás más a delante, y saldremos ganando los dos ¿Te parece?- Al llegar a la primera fila de casas pudientes, en la cual se había mantenido un silencio si Norbert lo hubiese permitido, apareció un chaval rubio, con el peinado tazón; no demasiados músculos ni demasiado imponente al andar, era un niño de quince años ataviado con una camisa verde y un chaleco verde oscuro, calzando por sus partes bajas unos botines de cuero con unos pantalones remetidos de color marrón. Éste muchacho se acercó a Lord Johan hasta quedar a unos cuatro metros y le preguntó. -¿Podremos ir a la gran illa ya myLord?- Cargado de inocencia, su voz parecía estar sacada de una coral; soprano, pero aun así no desagradable como un chirrido o pitido molesto, hablaba muy pausado y tranquilo.

Lord Johan miró a ser Norbert haciéndole un gesto con los ojos y la cabeza, dándole a entender un "Espera aquí", y Johan se acercó al muchacho, se puso de rodillas frente a él, quedando un poco más bajo ahora que la altura del muchacho y empezó a explicarle al chaval sin que Norbert se enterase. Los ojos del niño ipsofactos se dirigieron hacia el suelo en señal de desilusión con la primera parte del diálogo, pero en la segunda, Johan, señaló brevemente a Norbert y el muchacho alzó la cabeza, clavando los ojos en aquella montaña robusta, mirándola con extrañeza y algo de pavor; para finalizar, Johan acunó el rostro del niño entre sus manos dirigiéndole la mirada hacia sus verdes ojos, y asentó con la cabeza, acompañado de una sonrisa, el niño le respondió con una amarga sonrisa de no tener remedio y ser Johan se puso en pie colocando su mano abierta sobre la cabeza del chaval y revolviéndole los pelos, mirando luego a ser Norbert, como dándole una especie de permiso para que se acercase a la escena y presentarle al muchacho.



Spoiler:
Para que luego digan que todos los nobles eran cabrones



avatar
|Narrador|

Fecha de inscripción : 29/05/2012


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Llamado del señor

Mensaje por Norbert el Dom Jun 03, 2012 6:31 pm

Norbert estaba algo molesto cuando salió de la sala pero, tras el toque de atención de Johan y sus palabras, se alegró un tanto al escuchar sus palabras... Puede que tan solo dijera aquello para evitar que el gigante de la armadura se enfadara con él pero, quizás por falta de picardia o quizás por completa confianza, lo cierto es que Norbert se sintió completamente conforme con lo que dijo ser Johan.

-Os devolveré esa monedas ser Johan... No lo dudéis un instante y cuidaré de ese crío- dicho esto vio como el primo de su señor se inclinaba ante el joven muchacho, de poco cuerpo pero bastante sano, pero habría que medir la fiereza de su corazón.

Parecía asustado ante la idea de tener que ir con él hasta la Gran Villa aunque tampoco podía decirse que aquella fuera una reacción extraña para él. Normalmente la gente solía asustarse en su presencia o, como poco, se intimidaba.

No era tampoco muy ducho en las cuestiones sociales y menos aun con los niños... Así que simplemente intentó parecer cordial con el chaval diciendo:

-Bueno muchacho... ¿Como te llamas? Mi nombre es Norbert- dijo mientras se acercaba al chico, plantando una rodilla en el suelo para estar a su altura y darle así la mano, dándole de alguna manera el tratamiento que tendría con un hombrecito.


Ser Norbert Hessel, heredero del Marquesado de Holfburg.



Volamos más allá de la rendición.

Spoiler:



Bolsa: 7 monedas de plata y 10 monedas de bronce.

avatar
Norbert

Fecha de inscripción : 19/11/2009


Información de Personaje
Lugar de Nacimiento : Marquesado de Holfburg
Títulos : Ser y heredero de un marquesado.
Renombre : Desconocido.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Llamado del señor

Mensaje por |Narrador| el Lun Jun 04, 2012 5:04 am

Aún arrodillándose, la montaña que era Norbert, le sacaba alrededor de 20 centímetros al chaval, era una estampa graciosa dentro de lo entrañable; tanto que le hizo un poco de gracia a lord Johan, el cual tuvo que llevarse una mano a la boca para tapar una casi emergente carcajada, dejándolo solo en un amago efectuado por una graciosa sonrisa para no romper en momento de las presentaciones...

-Me... Me llamo Erik, hijo de Heschel.- Dijo en un principio desconfiado intentando no encontrar sus ojos con los de Norbert, pero al llegar al momento de enunciar su apellido, se le ensanchó una especie de orgullo, y terminó de fijar sus ojos en aquella mole, Una mole noble, pero aun así una mole. Sabiendo que el fijar sus ojos era una falta de educación si se hacía por demasiado tiempo, ahora sus ojos se clavaban huidizos hacia el suelo, completando la presentación con una leve reverencia de cabeza, leve aunque perfecta; parecía ser de alta cuna, algo de esperar para ser el escudero del primo de Albrech. -A su servicio MyLord.- Le había dicho MyLord cerciorando más que provenía de alta cuna y acostumbrado a ser el escudero de Johan, tras éso esperó a que Norbert se alzase.

-Bueno, he de partir; te estaré eternamente agradecido Norbert.- Comenzó a alejarse aquel tipo de nuevo hacia el interior del castillo. Él ya estaba ataviado para salir de viaje, pero mientras se preparaban sus hombres para la expedición hacia el castillo negro podría darle tiempo de comerse algunas mandarinas.-¡Tráemelo de una pieza!- Terminó exclamándo antes de que le abrieran las puertas a la torre del homenaje, y se perdiese su silueta tras cerrarse las mismas.

-No debe preocuparse por mi aprovisionamiento mi señor; he estado preparando durante dias, ¡No¡ ¡Semanas! Ésta partida. Es una verdadera lástima que Lord Johan no sea el que me acompañe, pero mientras vaya, su promesa estará saldada.- Dijo comprensivo el hombrecito comprendiendo que el asunto que le atañaba a su señor era mucho más importante que una justa. -He preparado raciones, odres, y tengo mi propia yegu
a
-comenzó a enumerar con los dedos y una mirada hacia el cielo, tras ello levantó uno de ésos dedos y exclamó - ¡Ah! tengo una brújula Y mi propia espada y escudo con el símbolo de mi casa y muchas, muchas cosas más; y todo está ya preparado y montado en Shaira- Como parecía que se llamaba la yegua.

Parecía realmente emocionado, pero no todo lo emocionado que podría estarlo si hubiese sido Lord Johan el que le hubiese llevado. Es más se notaba en sus exclamaciones, que no eran tan vivarachas como pueden mostrar el texto de arriba, sino algo más apagadas, y su tono era quejumbroso cuando entonaba el nombre de Johan, aunque después de todo era un escudero, un vasallo y tenía que acostumbrarse a ésta clase de cosas siendo Johan lo que era para la casa Dharmburg. Llevaba preparando desde hace semanas ésta partida y hoy era el día clave.




avatar
|Narrador|

Fecha de inscripción : 29/05/2012


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Llamado del señor

Mensaje por Norbert el Lun Jun 04, 2012 1:44 pm

Spoiler:
OFF: Sabía que Johan se reiría xDDD

El gigantesco caballero se levantó tras las presentaciones, sin poder evitar mostrar una amplia sonrisa al darse cuenta de cuan cómica era aquella situación, e inclinó su cabeza en dirección a Johan, como muestra de despedida, para luego seguir escuchando la larga lista de cosas que aquel niño había estado preparando...

-Dime tan solo ser... No soy Lord aun- dijo ser Norbert con tono amable para pensar para sí que aquel muchacho, más que para ir a una justa, parecía ir a toda una guerra...

-Se nota que está ilusionado- pensó para si el caballero mientras comenzaba a caminar hacia los establos, donde estaban sus caballeros y sus sirvientes, para dar una últimas órdenes antes de partir con el muchacho.

-Muy bien chico, veo que estás ya listo, ultimaré unos preparativos y saldremos hoy mismo... -habían estado viajando durante horas aquel día pero la resistencia de Norbert rozaba lo legendario ya que no sentía cansancio alguno aunque quizás sus hombres no pudieran decir lo mismo.

Su señor padre le había ordenado que fuera con no menos de diez caballero y tres sirvientes y ese fue el número de hombres que trajo y ya le pareció excesivo. En los establos esperaban a su señor y cuando apareció estaban terminando de acomodar a sus monturas en el lugar.

-¡A ver hombres!- dijo con voz autoritaria e imperativa para llamar la atención de todo aquel que no hubiera deparado en su presencia- Traedme un papel, pluma y tinta, y escuchad lo que os digo... ¿Donde está Eldwin?

-¡Aquí señor! - dijo una voz grave y autoritaria de uno de los caballeros más veteranos que había en el grupo, el capitán de aquel grupo, que se encontraba prácticamente frente a las narices de Norbert.

Ese tipo de cosas era normal, los suyos ya sabían que su señor no era precisamente un hombre muy perceptivo o detallista.

-Ah, bien, bien, a ver hombres, tenéis que volver al Marquesado y yo iré con este muchacho, llamado Erik, a la Gran Villa y no hay nada más que decir. Me acompañaréis vosotros dos- dijo señalando a los dos primeros sirvientes que encontró- pues voy a participar en la justa y necesitaré todo mi equipo- el cual no era nada ligero- ¿Y donde está ese papel y esa tinta?

-Señor, llevo un rato esperando junto a vos- dijo el sirviente que no había visto, posiblemente por su reducido tamaño, pero cuando se percató el caballero tomo con cuidado el papel, la pluma y la tinta y en la primera mesa que encontró- no muy limpia por cierto- comenzó a escribir lo siguiente.

A mi amado señor padre, el Marques de Holfburg.

Padre, se que no os gustará lo que voy a deciros pero he sido enviado por nuestro señor natural a la Gran Villa a participar en la justa que se celebrará en ciernes. Prometo volver pronto y que la gloria de nuestra casa será aun mayor pero ojalá no hubiera más motivos que me llevarán a ese lugar.

Nuestro señor Albrech me envía para buscar aliados para su causa pues serán necesarios para la guerra que habrá en ciernes.

Os envío a todos los caballeros para que comencéis a preparar la defensa del Marquesado pero ellos no saben mis motivos ocultos, entregué esta carta a ser Eldwin y espero que el mismo os la de en mano.

Por cierto, llevo conmigo al escudero de ser Johan Dharmburg, es un buen muchacho aunque algo escuálido pero parece tener un buen corazón.

Os sirve, vuestro hijo, Ser Nobert.


-¿Y el lacre?- sus sirvientes, que fueron mas previsores que su despistado señor, llevaron en un pequeño tarro algo de lacre caliente que, poco a poco, depositaron sobre la carta para que su señor, con el anillo de su casa, lo marcara. De esta manera le entró la carta, algo sucia por escribir en un establo, a Eldwin.

-Señor ¿Cree que es buena idea ir ahora a la justa?-ser Eldwin, el maestro de armas que desde pequeño lo había entrenado, se mostraba en ocasiones tan protector como un padre aunque no le diera tratamiento de confianza al ser el hijo de su señor.

-No os preocupéis por mi, se cuidarme solo, además... Solo voy a pasar un buen rato con este muchacho. Así que bueno... No hay tiempo que perder, preparad las monturas que partimos cuanto antes y, por favor, que alguno tome de la herrería un par de espadas romas.

Dicho esto se acercó de nuevo al muchacho y, sin inclinarse en esta ocasión, le dijo con tranquilidad:

-A ver chico, iremos a la justa y cumplirás ese pequeño sueño que tienes pero, a cambio, deberás cumplir con tus obligaciones y aprender a manejar en condiciones una espada... Todo en esta vida tiene un precio, serás mi escudero hasta que regreses con ser Johan y yo, por lo tanto, te enseñaré todo lo que se hasta ese momento ¿Que me dices?

Sus dos sirvientes estarían, mientras, preparando el equipo y las monturas para partir al norte de nuevo, posiblemente con cierto desánimo, y aunque ser Eldwin se mostrara en desacuerdo con ser Norbert- pues sabía que era muy corto de miras y algo despistado- no quiso añadir nada más por el momento.

Cuando tuvieran todo preparado para la marcha irían hacía el norte...

Spoiler:
OFF: La monta con estilo se la tiene que enseñar Amroth.


Ser Norbert Hessel, heredero del Marquesado de Holfburg.



Volamos más allá de la rendición.

Spoiler:



Bolsa: 7 monedas de plata y 10 monedas de bronce.

avatar
Norbert

Fecha de inscripción : 19/11/2009


Información de Personaje
Lugar de Nacimiento : Marquesado de Holfburg
Títulos : Ser y heredero de un marquesado.
Renombre : Desconocido.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Llamado del señor

Mensaje por |Narrador| el Lun Jun 04, 2012 4:56 pm

El muchacho asentó. Ya le habían traído las espadas, y se las habían repartido; una espada corta y roma para cada uno. el muchacho la voló un par de veces sobre sus hombros con una aparente presteza por las florituras en combate y luego se separó hasta estar a tres metros de él. Lord Johan también le había enseñado a combatir, lo que no tenía era cuerpo; después de todo tenía quince años; aunque héroes con ésa edad cortaron su primera cabeza en alguna guerra.

-¡Vamos Sire, Cuando quieras!-
Ser Norbert pareció engatusarlo por la vereda de su imaginación, por el del espíritu de ensueño combativo; solo el niño había sido versado en libros y más libros, y aparte en entrenamientos; jamás se había tenido que enfrentar a la dura realidad de tener que matar a alguien, y por éso entonaba ésos ojos de fantasía, como si nada ocurriera si perdiese, es más, sus ojos delataban que se trataba de un juego y que ¡No iba a perder! En cualquier caso, gracias a éso le había cogido un cariño casi inmediato a Ser Norbert, ya que lo había incentivado con lo que había estado soñando durante mucho, mucho tiempo.

Se colocó en una postura adelantada, echando todo el peso de su cuerpo hacia el frente, y estirando su espada hasta que su codo quedase ligeramente flexionado. -La teoría la llevaba bien- Situando los pies, el derecho- Ya que era diestro- avanzado, y el otro colocado en perpendicular a la linea que dibujaba el pie derecho, pero más retrasado. Es una guardia que los rivales livianos, que no tienen buena complexión, usan para engañar al rival en cuanto a la percepción de profundidad ante un corte; le bastaba con echar todo su tronco hacia atrás para dejar pasar la espada del rival y hacer una contra sin mover los pies de sitio ganando así el avance proio del rival al atacar. Era obvio que Norbert lo conocía, que era una postura defensiva y que no se iba a mover de ahí a no ser que jugara con su impaciencia, que no era poca.

En otro orden de acontecimientos, todos los vasallos de Ser Norbert lo obedecieron, y aquel veterano lamentó no quedarse con Norbert, se le veía en su rostro, ya cansado, aunque con el vivaz brillo del guerrero en el refulgir de sus ojos.



avatar
|Narrador|

Fecha de inscripción : 29/05/2012


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Llamado del señor

Mensaje por Norbert el Lun Jun 04, 2012 8:19 pm

Ser Norbert comenzó a hacer girar ante si su espada corta, se sentía bastante extraño pues hacía mucho que no cogía un arma de ese tipo y, casi, se sentía desnudo cuando luchaba sin su mandoble. Vio que el muchacho, en contra de lo que había dicho Johan, no parecía estar tan verde pues se conocía la teoría a la perfección pero debía aprender, y pronto, que la lucha no era un juego aunque no pudo evitar sentir cierta nostalgia de sus tiempos de juventud.

-Tienes buena posición de pies, aconsejable para los de tu peso- dijo el caballero mientras colocaba su pie derecho adelantado del izquierdo mientras este último lo retrasaba.

La empuñadura del arma, que era adecuada para que pudiera agarrarla con una mano, no permitía que pudiera tomar la espada con ambas manos, algo con lo que ya no estaba muy familiarizado pero, alzando su espada, situó la punta de esta apuntando hacia el muchacho mientras agarraba la espada con su mano derecha.

Su brazo diestro estaría extendido y su arma apuntaría, en horizontal, hacia el muchacho para comenzar a dar círculos alrededor de este, de forma tranquila y pausada, manteniendo una distancia de dos pasos -de Norbert- entre Erik y el caballero.

Su idea ahora era ver como se comportaba Erik cuando su objetivo estaba a unos pasos y en un movimiento tranquilo.

Si el muchacho se abalanzaba daría un paso hacia la derecha para, en una finta, moverse a la izquierda y golpear con la parte plana de la hoja al costado del muchacho describiendo un arco horizontal y descendente (por la altura del caballero) de derecha a izquierda, con cierta fuerza pero sin pasarse- no quería lastimar al muchacho antes de salir de viaje pero si curtir su cuerpo- con la idea de que pensara que recibiría en un principio una estocada directa y de frente y no un amago que terminara con un movimiento de su espada en arco.

Quería enseñar al muchacho a engañar a su oponente aunque, obviamente, su peso y su velocidad no eran precisamente las mejores por lo que quizás el muchacho advertía su intención.


Ser Norbert Hessel, heredero del Marquesado de Holfburg.



Volamos más allá de la rendición.

Spoiler:



Bolsa: 7 monedas de plata y 10 monedas de bronce.

avatar
Norbert

Fecha de inscripción : 19/11/2009


Información de Personaje
Lugar de Nacimiento : Marquesado de Holfburg
Títulos : Ser y heredero de un marquesado.
Renombre : Desconocido.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Llamado del señor

Mensaje por |Narrador| el Mar Jun 05, 2012 5:12 pm

-¡Gracias Sire!- Dijo antes de que comenzara Norbert a girar alrededor de él. El niño movía su pie retrasado para girar en su posición y encarar siempre a Norbert, hasta que dio una vuelta completa y media; su nerviosismo se acrecentaba, su paciencia se agotaba, y retrasó el cuerpo poniéndose erguido, adelantando el pie retrasado hasta la altura del avanzado, sin dejar de extender la espada hacia Norbert; finalmente, avanzó de un salto hacia Norbert en forma de estocada; cuando éste le procuró la finta, perdió el equilibrio creyendo que se apoyaría en el choque de espadas, cayendo al suelo, y esquivando el precario tajo al costado de Erik.

Una vez en el suelo, rodó de costado, alejándose unos cuatro metros y luego se puso veloz como una flecha en pie haciendo de nuevo la separación entre Norbert y Él de la espada. Lamentablemente a todo ésto, estaban en un establo, y una majada de caballo en el rodar, se había adherido a su espalda, a sus pulcras ropas verdes. Notó el mojón cayendo al suelo y es cuando Erik se dio cuenta, en el "¡Plop!". -¡Puaj!- Exclamó bajando la guardia, quitándose la chaqueta, donde estaba el resto de lo desagradable adherido.

Los que aún permanecían en los establos no pudieron evitar reírse a un casi unísono. Se lo podían permitir, ya que eran los establos de la 3º muralla, eran los establos de los nobles, y no de los plebeyos, y los que trabajaban allí, incluso en las cuadras rondando, a saber qué títulos nobiliarios tenían, así que, no le faltaron ganas, pero el muchacho no insultó, pero si se puso rojo, rojo como un tomate.



avatar
|Narrador|

Fecha de inscripción : 29/05/2012


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Llamado del señor

Mensaje por Norbert el Mar Jun 05, 2012 7:13 pm

Por esas situaciones no se solía practicar con la espada en un establo pero claro... Norbert no tendía a fijarse en ese tipo de detalles ya que entre que era despistado y entre que no le importaban esas cuestiones pues acababa practicando con la espada en el primer sitio que encontraba y, en el fondo, creía que era lo correcto pues un combate podía darse en cualquier lugar.

Mancharse y llenarse de porquería resultaba gracioso, el propio caballero no había podido reprimir una sonrisa, pero por muy nobles que fueran aquellos que se reían de su protegido no iba a permitir que siguieran con aquella mofa, por simple orgullo.

-¡Una carcajada más y meto vuestras cabezas en los culos de los caballos!- su voz, resonante y poderosa, buscaba intimidar a los presentes... Tampoco lo decía en serio pero, considerando el tamaño que tenía, ¿quien iba a saberlo?

Mientras observaba el efecto de sus palabras sobre los hombres del establo, se acercaría al muchacho y lo levantaría del suelo para acercar su rostro a su oído y decirle en voz baja:

-Si dejas que se rían de ti, perderás todo el respeto, mantén la línea- dijo para alzar de nuevo la mirada hacia los que se habían reído.


Ser Norbert Hessel, heredero del Marquesado de Holfburg.



Volamos más allá de la rendición.

Spoiler:



Bolsa: 7 monedas de plata y 10 monedas de bronce.

avatar
Norbert

Fecha de inscripción : 19/11/2009


Información de Personaje
Lugar de Nacimiento : Marquesado de Holfburg
Títulos : Ser y heredero de un marquesado.
Renombre : Desconocido.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Llamado del señor

Mensaje por |Narrador| el Vie Jun 08, 2012 3:19 am

Los caballerizos y nobles transeúntes borraron el gesto jocoso de sus rostros buscando consuelo los unos en los otros, pero no obtuvieron nada más que silencio, un silencio incómodo que se rompió con la segunda frase de Norbert. Ayudó al muchacho a tenerse en pie dejando pegada la chaqueta verde en el suelo, portadora de aquel excremento.

-Muchas gracias Sire...- Dijo aún rojo con un tomate, pero a veces hacemos actos para librarnos de la adrenalina contenida por un error o una vergüenza cometida, y éste fue el caso debido al ímpetu del joven, así que tras darle las gracias, añadió aún agarrado por Norbert. -¡Pero me enseñaron a que nunca has de bajar la guardia!- a la vez que decía ésto, la mano que poseía la espada, se movió en un tajo horizontal al costado del brazo ocupado de Norbert para levantar al chaval, mientras que la otra mano, agarró fuertemente el brazo que lo sujetaba para que no lo dejase caer de nuevo.

[Pongamos que como tienes la espada en la diestra, lo levantaste con la zurda agarrándolo por cualquier lado que no fuera el brazo en el que tenía la espada el chaval; el otro brazo, la camisa de lino, el cuello si te place... Pero concretémoslo, ya que a raíz de concretar éso puede depender que te libres o no del "tajo" de la espada roma xDD, así que pongamos que con tu diestra lo agarraste del antebrazo diestro al chaval y tiraste de ti para levantarlo.]

En ése mismo instante, los dos soldados a los que mandó pertrecharse para comenzar el viaje, ya volvían al punto de encuentro donde ambos personajes estaban jugando al gato y al ratón -Nunca mejor dicho, y adivina quien es quien.- Se pararon ésos dos personajes justo en el interior del establo; venían con sus caballos; habían separado una serie de tareas para ir a comprar equipos para el viaje, comida y bebida. En su expedición, parecían llevar una mula, en la cual iba todo el equipaje pesado, ya que cabalgar semanas con la armadura podía hacerse insoportable. -¡Señor! estamos listos- Añadió ocurriera lo que ocurriese en la escena. Sabían perfectamente sus vasallos que tenían que ocuparse de las provisiones de su despistado señor también.



avatar
|Narrador|

Fecha de inscripción : 29/05/2012


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Llamado del señor

Mensaje por Norbert el Vie Jun 08, 2012 2:41 pm

El silencio que reinó en el lugar cuando Norbert habló para hacer callar a aquellos que se habían reído del muchacho pero este parecía haberse tomado demasiadas confianzas con él. La mano diestra del chaval estaba lanzando, en aquel momento, un tajo contra el caballero y este fue inundado en aquellos momentos por una creciente ira.

Si había algo que no le gustaba a Norbert era el deshonor frente a un compañero de armas, la guerra era dura y muy sucia pero si entre ellos no se comportaban como gentes civilizadas... ¿Que los diferenciaba de simples animales rastreros? ¿Que los hacía mejores sino que los plebeyos? Seguramente estaba exagerando pero crecía que aquellos comportamientos había que cortarlos de raíz.

Agarrando con mucha presión, para hacerle daño, al niño por el hombro siniestro (el que tenía agarrado ya) lo levantó por los aires a pulso, si se veía capaz claro, para lanzarlo por los aires con una patada que fuera directa a su pecho para que llegara hasta un montón de paja.

-¡También existe la guardia alta!- diría mientras lo alzaba por los aires.

Seguramente le haría mucho daño al chiquillo aunque, en el fondo, se contuvo para no romperle varios huesos y tirarlo hasta un montón de paja mostraba que tenía cierta compasión pero su bota de hierro no sería tampoco indolora.

Seguramente se habría llevado aquel tajo con la parte roma del arma aunque intentara pararlo con su mano diestra, la que tenía su espada, pero sabía que no era un hombre de movimiento ágiles y por ello llevaba esa armadura, sabía de sus virtudes y de sus defectos y por ello intentaba luchar explotándolos al máximo. En unos instantes había mostrado su auténtico ser en la lucha sin llegar a liberar toda su furia pues, obviamente, estaba ante un crío al que tenía que curtir.

Si el chico acababa en ese montón de paja- si no hay un montón de paja lo lanzó contra uno de estiércol- le diría con tono amenazante, serio pero tranquilo:

-Nunca oses abusar de mi confianza, nunca levantes la mano del que te da su protección, nunca uses tu espada en pos de tu gloria o de tu diversión, aprende a diferenciar los momentos y hay más armas aparte de la hoja, muchacho- dijo refiriéndose, obviamente, a sus manos y a sus piernas.

Posiblemente, los que anteriormente se rieron del muchacho, no podrían salir de su asombro ante la reacción del caballero por aquella niñada pero quería enseñarle varias lecciones en aquella sesión.

Una vez llegaron sus sirvientes, avisando del fin de los preparativos, se dirigiría de nuevo hacia el muchacho y, con su mano, le ofrecería ayuda para levantarse si el no lo hacía antes de que Norbert llegara hasta él.

Quería comprobar si había aprendido o no la lección y si la aprendía miraría a sus sirvientes y, con tranquilidad, respondería:

-Bien, marchemos pues a la Gran Villa.

Spoiler:
OFF: Si la acción de levantar y tirar al muchacho no tiene éxito volvería a postear luego en base a ese curso de la acción. Use, por si no se noto, condicionales.


Ser Norbert Hessel, heredero del Marquesado de Holfburg.



Volamos más allá de la rendición.

Spoiler:



Bolsa: 7 monedas de plata y 10 monedas de bronce.

avatar
Norbert

Fecha de inscripción : 19/11/2009


Información de Personaje
Lugar de Nacimiento : Marquesado de Holfburg
Títulos : Ser y heredero de un marquesado.
Renombre : Desconocido.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Llamado del señor

Mensaje por |Narrador| el Lun Jun 11, 2012 5:07 pm

Todo lo acontecido resultó exitoso para el caballero, con una terrible excepción. -como bien indiqué antes.- El niño se aferró fuertemente con su zurda al brazo de Norbert que lo estaba levantando, y al tirarlo por los aires, no tuvo en consideración ésto. cuando Norbert quiso soltarlo para apuntar a algún lugar que no fuera demasiado doloroso, el niño seguía agarrado durando algunas décimas de segundo, las cuales se soltaría por la propia inercia e ímpetu del Sire.

El niño voló hacia un lugar poco indicado, cayendo en el albero de las caballerizas revoleado, dando unas tres volteretas en el suelo.- Cabía indicar que había soltado la espada al primer golpe con el suelo.- y chocándose finalmente con una viga, ya un poco más frenado, pero aun así el golpe fue bastante sonoro. Quedó sentado en el suelo, quieto y paralizado por unos instantes, y luego alzó la cabeza emitiendo un quejumbroso tono de dolor. -Argh... Hmm...- Trató acto seguido de colocar la mano en el suelo y ponerse de pié.

Spoiler:
Tiraré un dado de diez caras. De 1 a 5, no hay problema, de 6 a 8 se ha roto el brazo izquierdo con el que te agarraba, si sale 9, se ha roto el brazo de la espada, y si sale diez, le estará sangrando el cogote del golpe con la viga.

[Añadido tras el dado.]

-He aprendido la lección Sire... lo siento, solo pretendía jugar un poco...- Dijo sintiéndose avergonzado y un poco dolorido, aunque se levantó como si no le hubiese pasado nada. Tras ello, se fue un poco cojeando hacia las caballerizas al grito de la marcha para coger a su yegua, montarla e incorporarse a la fila de la marcha.


Última edición por |Narrador| el Lun Jun 11, 2012 5:10 pm, editado 1 vez



avatar
|Narrador|

Fecha de inscripción : 29/05/2012


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Llamado del señor

Mensaje por Fortuna el Lun Jun 11, 2012 5:07 pm

El miembro '|Narrador|' ha efectuado la acción siguiente: Tirada de Dados

'Dado de diez caras ' : 1

Fortuna

Fecha de nacimiento : 02/01/1910
Fecha de inscripción : 18/11/2009


Ver perfil de usuario http://mundosparalelos.activoforo.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Llamado del señor

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.
Lee!!!
{Pasa el Mouse}