Mundos Paralelos

Reuniendo fuerzas.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Reuniendo fuerzas.

Mensaje por Aurgelmir el Dom Abr 04, 2010 8:32 pm

El zombie se lanzó sobre Arkanos haciendole caer al suelo y propinandole un mordisco en el cuello. Sintió como los carcomidos dientes del zombie le rasgaban la piel provocando que la sangre comenzara a descender por el pecho del mortal.

Arkanos lanzó un grito de dolor mientras el zombie se cebaba con su cuello, el mortal apretó los dientes, ese bicho quería hacerle un chupetón a gran escala y le iba a costar muy caro. Agarró con su mano izquierda los pocos pelos que quedaban en la cabeza y tiró de el a fin de levantarle el cuello, los dientes dle zombie tambien tiraron hacia atras provocandole una sensación entre asco y dolor, esto hizo que el mortal soltase un ultimo bufido antes de intentar colar su espada entre su hombro y el cuello del zombie y decapitarlo de un tajo.


Última edición por Arkanos el Dom Abr 04, 2010 9:52 pm, editado 1 vez
avatar
Aurgelmir

Fecha de inscripción : 04/12/2009


Información de Personaje
Lugar de Nacimiento :
Títulos :
Renombre : Desconocido.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Reuniendo fuerzas.

Mensaje por Creador el Dom Abr 04, 2010 10:28 pm

El zombi había cortado la piel y el musculo que había en el cuello de Arkanos, la sangre brotaba a mares y el dolor era indescriptible, aquel "chupetón" no era precisamente placentero y el guerrero estaba decidido a acabar con aquello.

Alzando su espada para atravesar al zombi este se revolvio y clavó mas profundamente sus putrefactos dientes causandole una herida aun mayor al humano que, entre gritos de dolor, clavó su arma en el cuello del impuro ser.

El zombi, mas pendiente de comer que de defenderse, no vio la resplandeciente hoja de Arkanos, la cual se clavó impunemente en sus carnes causandole una muerte casi instantánea.

Ahora el guerrero solitario estaba mas solo que nunca y de su herida no paraba de manar sangre, estando tirado en mitad de las ruinas y en plena batalla nadie le daría muhas esperanzas de vida.


Yo soy el que soy.



Bolsa: Más que tú.

avatar
Creador

Fecha de inscripción : 09/01/2010


Información de Personaje
Lugar de Nacimiento : soy eterno, no nací.
Títulos :
Renombre : Desconocido.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Reuniendo fuerzas.

Mensaje por Aurgelmir el Lun Abr 05, 2010 5:50 pm

Tumbado y notando como el calor de su propia sangre se extendia por su hombro y parte del dorso, el sueño comenzó a apoderarse de Arkanos... estaba agotado y tenia ganas de dormir, quizá para siempre... para siempre...

Este ultimo pensamiento hizo que Arkanos se reincorporara tan rapido como le fue posible dado su estado, se arrancó ambas mangas de su camisa, una de ellas la doblo y redoblo hasta formar un cuadrado bastante grueso, se lo apreto contra la herida entre gemidos de dolor y con la otra manga lo mantuvo sujeto, enrollandosela alrededor del cuelo; almenos asi ganaría algo de tiempo.

-Mierda, ¿Que hago?- Susurró para si mientras observaba su mochila. -Aqui no hago nada productivo... se acabo el combate cerrado por hoy.-

Arkanos echó a andar entre lar ruinas, llevaba la espada al cinto y el escudo acomodado a su espalda y, en sus manos, su fiel arco con una flecha lista para ser lanzada. Avanzaba lentamente y a trompicones entre las sombras, apoyandose en las paredes para no caer sumido en sus pensamientos.

-Joder... no se que da mas pena, si Irien o yo mismo...- Finalmente se precicpitó contra una pared, respiraba con dificultad y agitadamente, ahora era mas consciente de todo; sentía la herida de su cuello arder, sentía palpitar sus sienes y sobre todo sentía como el sueño poco a poco volvía a aparecer a hurtadillas para adormecerlo. Comenzó a musitar una vieja canción que habían compuesto en... no recordaba donde.

-Vaya vaya el bebe se va a dormir- Resonó una voz molesta que a Arkanos se le antojo muy similar al graznido de un cuervo, sin embargo esta vez no se alerto, estaba demasiado cansado. -Que pena das-

Arkanos esbozó una sonrisa. -Que pena doy...- Repitió contra la pared. Aferró su arco para asegurarse que aun lo tenía, los dedos habían comenzado a amoratarseles y habían perdido gran parte de su sensibilidad. -Bah!, he pasado tiempos peores... Ademas, tengo que homnajear a ese fantoche como es debido.-

Apoyandose en la pared tomó impulso para volver a herguirse, se tambaleó pero consiguio mantener el equilibrio. No muy lejos se oyó resonar un cuerno... puede ser que no estuviera tan lejos a fin de cuentas.

Guiandose por su oido se topó con un gran edificio; en realidad Arkanos solo suponia que era un gran edificio, pues ante el solo había una montaña de escombros tras la cual se oia el jaleo y el ruido de la batalla. Ayudandose de su brazo derecho, Arkanos subío por los escombros para encontrarse al llegar arriba con una vista general de la batalla. El ejercito se había enzarzado en un combate cerrado con los zombies y ahora todo era un caos. En el centro dle combate vio al fantoche junto a otro humano que había visto, o al menos eso creía recordar, batiendose con el único poseido que lideraba ese ejercito. El capitan parecia tene problemas.

Arkanos sonrió -Vaya... Espero que el capitan no guardase intención de tener hijos - Dijo Arkanos con malicia, a pesar de no estar en disposición de hacer bromas y menos en su estado. -Bueno, veamos la parte positiva, pierden un capitan pero ganan una capitana.-

Arkanos clavó una rodilla en el suelo y alzó el arco, apuntando hacia el poseido. Las manos le temblaban y su respiración seguia siendo rapida y descontrolada, tenso un poco mas la cuerda con la flecha entre los dedos...

-Joder!!- Gruñó mientras golpeaba una piedra del suelo. Asi no podia disparar, jamas acertaría.
Tragó saliva, sacó una cantimplora de su mochila y bebio un gran trago, el resto del agua se la derramó por encima. El agua refresco durante unos instantes al mortal, haciendole olvidar el agotamiento.
Arkanos comenzó a respirar profundamente, una y luego otra y otra vez, aspiraba el aire por la nariz y lo soltaba por la boca a intervalos regulares de 3 o 4 segundos; alzó su arco de nuevo y tensó la cuerda mientras tomaba una ultima bocadana de aire y apunto al poseido.
El humano contuvo el aliento, mientras apuntaba al poseido, siguió sus movimientos y comenzó a contar desde diez hacia atras.
10... 9... 8... 3... 1... Cuando sus pulmones comenzaban a demandar su dosis de aire habitual, Arkanos soltó la cuerda.
avatar
Aurgelmir

Fecha de inscripción : 04/12/2009


Información de Personaje
Lugar de Nacimiento :
Títulos :
Renombre : Desconocido.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Reuniendo fuerzas.

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.
Lee!!!
{Pasa el Mouse}