Mundos Paralelos

La cruzada de Azufel

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

La cruzada de Azufel

Mensaje por Norbert el Vie Mar 19, 2010 5:56 pm

Krom y los suyos permanecían a la espera de las ordenes pertinentes de los mandos superiores, no le gustaba acatarlas pero era lo que debía hacer aunque si por el fuera se hubiera lanzado ya contra esos mortales sin pensarlo dos veces.

Pero aquello no era lo mas estratégico ni lo mas práctico, y estas dos razones primaban sobre los impulsos asesinos del poseído.

En la lejanía, tras una serie de ruinas que ocultaban su posición, se alzaba el campamento de los mortales que velaba por la salvaguarda del Puente de Alasir. Un punto clave de las comunicaciones del norte de la ciudad con la Plaza Central y que fue tomado por los humanos hace relativamente poco.

En total Krom contaba con unos 100 efectivos, la mitad de ellos zombis, y sus adversarios podían poseer unos 50 defensores formados principalmente por reclutas recien formados que nunca habían sentido en sus carnes la crudeza de la guerra.

No muy lejos de su posición estaba el grueso del ejercito de Azafel, formado por mas de 500 guerreros y a sus flancos había dos compañías de mas de 150 guerreros. Krom marchaba pues a la vanguardia y era uno de los paladines mas "jovenes" de todos y quizás por ello fue destinado a ese lugar...

Pero ahora, su mirada, no estaba fija en el campamento humano sino en la plaza central e incluso más allá de esta pues no debían atacar hasta que los clamores de la guerra y los fuegos de la destrucción se alzaran al oeste de ese lugar.


Ser Norbert Hessel, heredero del Marquesado de Holfburg.



Volamos más allá de la rendición.

Spoiler:



Bolsa: 7 monedas de plata y 10 monedas de bronce.

avatar
Norbert

Fecha de inscripción : 19/11/2009


Información de Personaje
Lugar de Nacimiento : Marquesado de Holfburg
Títulos : Ser y heredero de un marquesado.
Renombre : Desconocido.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La cruzada de Azufel

Mensaje por Invitado el Sáb Mar 20, 2010 6:18 pm

Cada paso, cada brisa de aire, cada palpitación... Su adrelalina subía como la espuma, su mente comenzaba a fusionarse con sigo misma y sus ojos, completamente azules, comenzaron a pigmentarse poco a poco con manchas rojas... Signo de su falta de sangre.
Tenía, no, debía empezar a matar, pues su juicio se veía nublado por cada paso que daba.

-¡Que ardan! ¡Que ardan! - Resonaba continuamente en su mente, incitandole a asesinar a aquellos que... hace casi 200 años... servía.
-Cállate, sé lo que tengo que hacer - Habló solo, captando la mirada de un par de zombies que, inocentemente, lo tacharon de loco.

Aunque esta tétrica estampa no solo se daba hoy, sino todos y cada uno de los días que Fenrir vivió acompañado de aquel extraño y terrorífico ente llamado Caín.
Por otra parte... Faltaba muy poco para que la batalla comenzara.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: La cruzada de Azufel

Mensaje por Norbert el Dom Mar 21, 2010 2:53 am

Krom observaba el campamento de los mortales desde su privilegiada posición, oculto en lo alto de las ruinas de un viejo torreon que antiguamente podría haber sido el campanario de una iglesia, y desde aquella posición meditaba...

En su interior comenzaba a fluir su sangre con mas fuerza, con mas vida y sus instintos se despertaban causandole el anhelo que tan cercano estaba.

Sus ordenes eran claras pero poco le faltó en esos momentos para romperlas pues una voz, desde su interior, le recordaba los placeres de sentir como se arrebata una vida o como se sembraba el miedo entre los débiles... En su interior había un ser que le exigía que se derramara la sangre y que se arrebatara todo rastro de civilización a su camino pero supo contenerse pues el incumplimiento de sus órdenes suponía la muerte.

Pero aunque larga, su espera llegó a su fin pues desde su posición vio la señal que esperaba... Desde allí vio como al oeste de la Plaza Central comenzó a surgir un fuego, un fuego que emitio una gran humareda y aquello fue todo lo que necesito para saber que había llegado su momento...

------------------------------------------

Los zombis estaban listos, marchaban a la vanguardia, y tras estos estaban los guerreros poseídos. En total había unos 70 zombis y unos 50 poseídos, estos últimos eran soldados de Azufel, y los zombis cuidarían de que los buenos guerreros llegaran a la lucha a base de escudos vivos.

Entre su tropa había algunos arqueros, que fueron dispuestos en la retaguardia, y el resto eran guerreros de grandes escudos con lanzas, alabardas y espadas por lo que primero formaron las espadas, después las alabardas y tras estas las lanzas para que así todos los guerreros pudieran luchar.

El marcharía justo frente a los zombis, liderando a toda la tropa, y cuando todo estubo listo se dirigio al insolente que despreciaba la vida de sus superiores y le invito a luchar junto a él diciendole con gran sarcasmo:

-Ya que eres un gran veterano de muchas guerras ven conmigo, tu brazo me será muy útil y quien sabe...

Realmente Krom no lo invitaba para que luchara junto a él por sus habilidades sino porque sabía que desde la primera línea, junto a él, era muy dificil que cualquier soldado acabara la batalla y se divertiría viendo a ese poseído luchando para salvar su vida...

------------------------------------------

Desde la vanguardia Krom alzó su gran hacha de guerra hacia los cielos rugiendo con la mayor fuerza que pudo para decir:

-¡¡¡Guerreros!!! ¡¡¡Hoy el es día en el que saciaremos nuestra hambre y nuestra sed!!! Hoy es el día en el que el caos, la muerte y la destrucción venceran sobre el orden, la vida y la civilización. Luchad, matar y morir si es preciso pero ante todo... !!Disfrutad con esta matanza!! ¡¡Muerte!!

Y tras decir esto comenzó a correr, encabezando la carga, seguido por los zombis y los guerreros... Corría y corría lo mas rápido que podía mientras alzaba su hacha hacia los cielos hasta que finalmente salio al descubierto, hasta que salio de las ruinas, y llegó al puente... LLegó al puente mientras escuchaba los gritos y rugidos de hambre de los zombis y los alaridos guturales de los guerreros que ansiaban entrar en combate.


Ser Norbert Hessel, heredero del Marquesado de Holfburg.



Volamos más allá de la rendición.

Spoiler:



Bolsa: 7 monedas de plata y 10 monedas de bronce.

avatar
Norbert

Fecha de inscripción : 19/11/2009


Información de Personaje
Lugar de Nacimiento : Marquesado de Holfburg
Títulos : Ser y heredero de un marquesado.
Renombre : Desconocido.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La cruzada de Azufel

Mensaje por Narrador el Dom Mar 21, 2010 2:46 pm

Los susurros y gruñidos que llenaban la rivera del río se extendieron poco a poco, acompañados por el sonido de cientos de pies muertos y vivos que avanzaban inexorablemente hacia su terrible destino. El puente Alasir era un enclave vital para acceder a la parte de la ciudad controlada por el ejército humano, y sin embargo éste solo estaba guardado por un campamento de unos 50 soldados. La visión de la horda demoníaca que se cernía sobre ellos había hecho su efecto, y los militares se organizaron como pudieron mientras uno salía a caballo del campamento, galopando cuan rápido podía la bestia, en dirección a la Plaza.

El resto improvisaron barricadas hechas con pertrechos, cajas, lonas de carpas, leña y cuanto material inservible para matar hubiera en el campamento. De repente, los rugidos del paladín que iba en cabeza, secundados por los de toda su tropa, hicieron estremecer a más de un recluta.
Pero no podían abandonar, debían defender el puente con sus vidas. El mensajero no tardaría en informar al general. Tenían que ganar tiempo.

La carga de Krom, que iba lanzando gritos como loco, seguido de cerca de sus no-muertos, fue correspondida con una cálida bienvenida: al menos tres decenas de flechas, que cayeron como una lluvia mortal sobre el paladín y sus tropas. Dos saetas rebotaron contra la armadura del guerrero, pero una tercera se clavó en su hombro izquierdo. Aun así, la herida era leve y el dolor mínimo.
Tras Krom, unos 10 zombis encontraron por fin el descanso eterno al ser alcanzados por múltiples flechas, mientras el resto seguía avanzando, ajeno a todo...

Narrador

Fecha de inscripción : 21/03/2010


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La cruzada de Azufel

Mensaje por Norbert el Dom Mar 21, 2010 3:12 pm

Una lluvia de flecha cayó sobre los endemoniados guerreros, muchas pasaron a los lados del titánico paladín y más de una estuvieron a punto de rozar su oscuro yelmo pero tres de ellas llegaron a impactarle. Dos de ellas no le causaron el más mínimo dolor, ni llegaron a atravesar su gruesa armadura de placas, pero una si lo logró causandole una leve herida en el hombro que apenas notaba con la emoción de sentir la cercana batalla.

Su corazón latía con mucha fuerza, parecía que incluso podía rugir, clamando el derramamiento de la sangre humano y por sus venas pasaba su oscura sangre como muestra de ello... Clamando también por ello.

Desde el interior de su garganta y de su yelmo surgieron grandes alaridos y gritos bestiales que poco tenían que ver ya con los sonidos que podía lanzar una voz humana..Parecían los rugidos de una bestia, de un monstruo, capaz de helar el corazón de los mortales mas débiles de voluntad.

Y tras el marchaban los zombis, que caían como moscas, como estaba previsto y tras estos los poseídos con sus escudos alzados y en perfecta formación, clamando a su vez por que se derramara la misma sangre que su señor exigía.

Y aunque no lo miró sintio la presencia de Fenrir, que avanzaba junto a el y se preguntó cuanto duraría en aquella situación, en la vanguardia.


Ser Norbert Hessel, heredero del Marquesado de Holfburg.



Volamos más allá de la rendición.

Spoiler:



Bolsa: 7 monedas de plata y 10 monedas de bronce.

avatar
Norbert

Fecha de inscripción : 19/11/2009


Información de Personaje
Lugar de Nacimiento : Marquesado de Holfburg
Títulos : Ser y heredero de un marquesado.
Renombre : Desconocido.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La cruzada de Azufel

Mensaje por Invitado el Lun Mar 22, 2010 6:56 pm

FDI: No me funciona la tecla del acento, asi que soportad la escritura de un crio de parbulario xD

DDI:

Miles de estratagemas e ideas eran formuladas en ambas mentes de aquel Poseido, quien avanzaba a una sublime velocidad a la vez que astutamente pasaba de un zombi a otro, usandolos de escudos "humanos" como defensiva para las flechas.
Sus personalidades, que hasta ese momento estaban divididas, se pusieron de mutuo acuerdo (malmetiendo de por si la necesidad de sangre). Formando un iris completamente purpura y mezclando una serie de instintos animales con su aun no desaparecida conciencia.
-¡¡Yo me encargo de ese maldito mensajero, manda a las tropas a arrasar todo cuanto alcancen como señuelo!! - Exhalo con gran fuerza y dando un ligero tono de orden, aunque ni mucho menos pretendia darla.

Las piernas del Poseido comenzaron a moverse a una velocidad sobrenatural, embistiendo a un zombi y levantando este de forma paralela a la trayectoria de las flechas con su espada, la cual atraveso la espalda del no-muerto (que ahora servia de pincho moruno)... Ahora si que era un escudo humano.
Un gran rugido, mensajero de la Celeridad que acababa de inundar todo su cuerpo, fue escupido cual sangre de escorbuto...

Si atacaba de frente, posiblemente encontraria la muerte.. Pues necesitaba dar un rodeo sin variar su velocidad, ir por el camino con menos enemigos, defenderse de cualquiera que osara atacarle con flechas gracias a su "escudo" y, finalmente, acercarse todo lo posible al mensajero.
Todo dependia de Krom y la furia con la que atacara el campamento.. La suficiente para distraer a todos y que no fijaran su atencion en Fenrir.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: La cruzada de Azufel

Mensaje por Narrador el Lun Mar 22, 2010 7:19 pm

El avance de Krom, y por ende el de los zombis que seguían actuando de pantalla, no era rápido, pero sólido. Los cuerpos de los muertos aguantaban mejor las flechas que los de los vivos, ya que al ser armas perforantes que rara vez impactaban en órganos vitales para el movimiento, no alteraban en exceso su marcha. No obstante, unos diez zombis habían caído cuando se encontraban ya a mitad del puente.

Un grito, procedente de las barricadas humanas, y otra lluvia de afilados proyectiles se cernió sobre la horda invasora. Otros diez no-muertos cayeron víctimas de la mortífera salva, pero ni Krom ni Fenrir sufrieron daños. Éste último, en loco intento por alcanzar a un jinete que iba a caballo y le llevaba unos buenos doscientos metros de ventaja, echó a correr en solitario utilizando a un zombi como escudo, cosa que disminuía su velocidad.



-Mira, Iván, uno de ellos parece haberse vuelto loco. -comentó uno de los arqueros a su camarada, mientras ambos tensaban sus armas con una nueva flecha.

-Pardiez, que así se las ponían a Fernando VII, duro con él! -replicó el otro, mientras, como sus veintinueve compañeros, tensaba al unísono su arco.

Otra nueva salva de flechazos, que esta vez iban dirigidas a bocajarro contra el "poseído loco"; varios de ellos erraron, estrellándose contra el duro piso a los lados de Fenrir. Otras pocas flechas impactaron contra el no-muerto hasta destrozarlo, pero las restantes dieron de pleno en el objetivo. Dos saetas se clavaron en su brazo izquierdo, dejándolo prácticamente inservible, mientras que otra le pasó por el costado, rasgándole las ropas y provocándole una herida no tan grave, pero sangrante; una última se le clavó en el pie derecho, haciendo que cayese al suelo.

Sin embargo, la distracción (voluntaria o no), que había provocado Fenrir con su suicida maniobra, había permitido a los demás poseídos y zombis acercarse con total impunidad. El estrecho puente bullía ahora de siervos demoníacos, los cuales habían alcanzado las barricadas, que golpeaban con fuerza. Los no-muertos empezaron a trepar, cayendo una decena de éstos por los tajos y golpes de los defensores, pero empezando a penetrar los demás.

Narrador

Fecha de inscripción : 21/03/2010


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La cruzada de Azufel

Mensaje por Norbert el Lun Mar 22, 2010 9:44 pm

Un jinete había partido hacia la Plaza Central de Irien, lugar donde estaba acuartelado el ejercito de los humanos, y sabía que no tardarían mucho en llegar por lo que debía cumplir con su misión antes de que se le agotara el tiempo...

No pudo evitar emitir una gran carcajada cuando vio a su vasallo atravesado por montones de flechas, al menos había servido para algo... Dudaba que terminara este combate... Y si visión, casi tirado en el suelo y plagado de flechas le resultaba mas que cómica después de la gran vanidad que había mostrado.

Ahora estaba frente a la barricada, una barricada de metro y medio formada por barriles y objetos similares, y ante él formaban montones de guerreros, unos 50, y a su alrededor los zombis intentaban, incasablemente, penetrar en las magníficas pero improvisadas defensas.

No se ando por las ramas, tenía prisa, por lo que alzó su hacha hacia su lado diestro y describio un largo y extenso arco que describio una trayectoria semicircular que buscó degollar, atravesar, cortar y decapitar a todo humano que encontrara a su paso y tras eso golpearía con su arma la barricada para romperla, con el barrido eliminaría o apartaría a sus enemigos de la zona, y tras ese golpe lanzaría otro barrido pero en esta ocasión de siniestra a diestra para luego avanzar, rompiendo la barricada o saltando sobre ella, hacia el hueco dejado, si lo dejaba, por su barrido mientras gritaba:

-¡¡¡Desgraciados!!! ¡¡¡Vuestros cráneos serán míos!!! ¡¡¡Corred, corred u os mataré, a vosotros y a vuestros hijos y después violaré a vuestras mujeres, a vuestras hijas y hermanas!!! ¡¡Corred si quereis volver a ver vuestros hogares!!

Su voz era antinatural, inhumana, malvada y sádica... Disfrutaba con aquello, era feliz matando y derramando sangre... No necesitaba más y si moría lo haría feliz, aunque claro, todo esto sucedería si con su s barridos lograba abrír un hueco y si lo hacía entraría para contrinuar lanzando barridos que permitieran la entrada al resto de los suyos mientras le dijera a su tropa:

-¡¡Cobardes!! ¿Acaso nadie tiene el valor de enfrentarse a unos reclutas humanos?


Ser Norbert Hessel, heredero del Marquesado de Holfburg.



Volamos más allá de la rendición.

Spoiler:



Bolsa: 7 monedas de plata y 10 monedas de bronce.

avatar
Norbert

Fecha de inscripción : 19/11/2009


Información de Personaje
Lugar de Nacimiento : Marquesado de Holfburg
Títulos : Ser y heredero de un marquesado.
Renombre : Desconocido.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La cruzada de Azufel

Mensaje por Narrador el Miér Mar 24, 2010 10:01 pm

Mientras Fenrir seguía allí tirado, ajeno a cuanto ocurría a su alrededor, Krom y su horda asaltaban el puesto de control humano al otro lado del puente. Muchos zombis habían caído, más de una treintena, pero ahora los que quedaban con vida trepaban las barricadas y, más importante, servían de pantalla a los feroces poseídos que llegaban después.

Alentado por sus propios improperios, Krom descargó primero un barrido que obligó a apartarse a dos soldados, armados con espadas y escudos, que pretendían bloquearle el paso. Sin embargo, los intentos de los soldados eran fútiles, pues con otro brutal embite de su hacha, el paladín destrozó algunas de las cajas que formaban la improvisada barrera.

Astillas y trozos de madera volaron en todas direcciones, rebotando en la gruesa armadura de Krom pero clavándose en la piel de los zombis y soldados que le rodeaban. Con un bramido, encorajinando a sus tropas a devorarle los higadillos al enemigo, el mastodonte cruzó la barricada y lanzó otro mortífero golpe, ahora sí, impactando en los dos valerosos defensores. El primero pudo detener el tajo con su escudo, aun cayendo hacia atrás por la fuerza del impacto, pero el segundo (en un heroico intento de estoquear a Krom) estaba con la guardia baja. El hacha del paladín rebanó su vientre y el soldado cayó al suelo, con los intestinos desparramados por doquier.

Sedientos de sangre y animados por las palabras y acciones de su líder, los poseídos (que acababan de llegar a las barricadas, intactos gracias a los zombis), se abalanzaron sobre los defensores blandiendo toda suerte de artefactos punzantes, cortantes, machacantes y aporreantes. Casi igualaban en número a los soldados, y el ímpetu inicial les ayudó a pasar la barrera de una forma u otra, entablando combate directo con los defensores que se veían momentáneamente apabullados.

Narrador

Fecha de inscripción : 21/03/2010


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La cruzada de Azufel

Mensaje por Norbert el Miér Mar 24, 2010 10:49 pm

La auténtica batalla había comenzado... Krom se encontraba al frente del ejercito, en la mismísima vanguardia, alzando la moral y el ímpetu de sus tropas. Descargaba tajos a diestro y siniestro por donde pasaba y solo se dejaba llevar por la furia y la ira que habían consumido todo su ser.

Los poseídos habían recibido ordenes claras y concisas, no eran guerreros como Krom pues este era único ( OFF: No son guerreros del caos) sino que aunque superioriores a los humanos normales no eran comparables a los paladines oscuros.

En la primera fila marchaban los espadachines con sus escudos alzados, en la segunda fila marchaban las lanzas que apoyaban a los espaderos, las terceras y cuartas filas continuaban con este cometido y en las últimas filas había un reducido número de arqueros...

Este reducido número de arqueros se ocuparía de lanzar rápidas aunque no muy poderosas descargas sobre las últimas filas de los aterrados humanos.

El ímpetu de la carga era total, el avanze devastador, la piedad y la misericordia no entraban dentro del vocabulario de aquellos guerreros que con una muestra de completa frialdad mataban sin saber si su enemigo se había rendido o no.

Krom mientras tanto avanzaba y avanzaba, intentando abrir una brecha entre las filas humanos, buscando la desmoralización enemiga y buscando, sobretodo, al capitán de aquel pequeño y joven batallón...

Los reclutas humanos podrían escuchar como del interior del casco de aquel ser surgían grandes alaridos demoníacos que parecían ser carcajadas de una macabra felicidad... Una felicidad alcanzada con el simple y mero derramamiento de la sangre de sus hermanos... Y eso era algo que helaba sus corazones.


Ser Norbert Hessel, heredero del Marquesado de Holfburg.



Volamos más allá de la rendición.

Spoiler:



Bolsa: 7 monedas de plata y 10 monedas de bronce.

avatar
Norbert

Fecha de inscripción : 19/11/2009


Información de Personaje
Lugar de Nacimiento : Marquesado de Holfburg
Títulos : Ser y heredero de un marquesado.
Renombre : Desconocido.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La cruzada de Azufel

Mensaje por Narrador el Jue Mar 25, 2010 1:53 pm

FDI: oh, yo creia que eran guerreros del caos xD

El batallón de poseídos se encontraba ya enteramente combatiendo, pugnando por hacer retroceder a los defensores hasta posiciones más alejadas del puente. Pero aquellos humanos parecían ya desesperados, conscientes de que no iban a sobrevivir, y eso los hacía luchar con mayor vigor. Una veintena de lanceros formó ante la vorágine de sangre y acero en la que se habían convertido las barricadas, cargando a todo correr contra los poseídos que allí estaban luchando y aniquilando, con el ímpetu de la carga, a media docena de guerreros.

Krom, por su parte, iba el primero destajando humanos: uno más cayó bajo el pesado filo de su hacha, con el cuello roto. El paladín estaba ebrio de sangre, tanto que apenas notó el punzante dolor que le subía desde el muslo derecho; una flecha se había clavado entre las junturas de sus protectores, hundiéndose unos buenos 5 cm en su carne.

Pero eso no era todo, pues ahora un total de cuatro guerreros armados con espadas y mazas a una mano se dirigían hacia él a la carrera. El primero fintó, colocándose a su izquierda y tratando de tajarle el brazo zurdo; el siguiente le soltó un mazazo que iba directo al cráneo, y los otros dos intentaron rodearle.

Narrador

Fecha de inscripción : 21/03/2010


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La cruzada de Azufel

Mensaje por Norbert el Jue Mar 25, 2010 2:44 pm

OFF: Prefiero que sean guerreros "normales", las élites del ejercito podrían ser guerreros del caos y los peores soldados serían los zombis. Así todo queda mas o menos equilibrado.

ON:

El campo de batalla era una auténtica carnicería, las tropas infernales habían roto todas las líneas y las barreras de los defensores y estos luchaban desesperadamente no para ganar sino para sobrevivir... Algo que no conseguirían por mucho que lo intentaran aunque, por otro lado, siempre podrían correr y huir hacia las seguras defensas de la plaza.

La flecha del muslo se había clavado profundamente y le causaba un respetable dolor pero hacía caso omiso a este pues la emoción de la batalla eliminaba cualquier rasto de debilidad... Cosa distinta sería lo que pasara tras la batalla.

Hacía el llegaban pues cuatro nuevos adversarios, los miró con una mirada cargada de ira y odio y alzó su hacha sobre su cabeza, verticalmente, agarrandola por el final de su mango. Plantó fuertemente sus pies sobre el suelo, pues no tenía la intención de moverse, para asentar su posición.

Antes de que el primer humano realizara su finta, antes de que tuviera lugar el engaño, Krom realizó su técnica, la cual era clásica y común pero efectiva... Manteniendo sus pies clavados sobre la tierra flexionó un poco sus rodillas, aguantando el dolor que ello le producía por la clavada flecha, y volteó y describio continuos arcos circulares con su hacha. Su objetivo no era rebanar, cortar y segar sino herir...

No cortaría por la mitad a ningún guerrero (pues ello requería tiempo), sino que obligaría a los soldados a frenar su carga, los tajaría por el cuerpo o les obligaría a retirarse o a usar sus escudos... En definitiva, iría describiendo continuos arcos circulares que impedirían que se acercaran sus adversarios, tomaría el hacha por el final del mango para que la distancia fuera considerable y al flexionar las piernas ganaba cierta movilidad durante las técnica para moverse, esquivar o golpear con mayor facilidad si se diera el caso.

La visión de este guerrero con su hacha recordaría al continuo girar de las aspas de un molino.


OFF:

Como curiodad, esta técnica la use en la vida real, tome un mazo (de gomaespuma) y me enfrente a cuatro colegas, yo alzaba mi mazo sobre mi cabeza y lo volteaba dando giros, giros y mas giros circulares... El que se acercaba se llevaba una buena ostia xDDDD y así vencí un combate de 4 vs 1. Aunque un colega sobrevivio a todos los golpes y lo dejamos en empate xD.


Ser Norbert Hessel, heredero del Marquesado de Holfburg.



Volamos más allá de la rendición.

Spoiler:



Bolsa: 7 monedas de plata y 10 monedas de bronce.

avatar
Norbert

Fecha de inscripción : 19/11/2009


Información de Personaje
Lugar de Nacimiento : Marquesado de Holfburg
Títulos : Ser y heredero de un marquesado.
Renombre : Desconocido.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La cruzada de Azufel

Mensaje por Narrador el Jue Mar 25, 2010 3:43 pm

La maniobra del poseído fue cuanto menos efectiva, pues los soldados detuvieron su impetuosa carga ante la visión del gigante agitando con fuerza aquella enorme hacha. Uno de ellos, visiblemente más jóven y quizá inexperto que los otros, se situó a la izquierda y trajó de lanzarle un tajo; pero apenas su acero rozó la negra armadura de Krom, el hacha del paladín cercenó con fuerza la cabeza del atrevido.

Los otros tres soldados observaron atónitos mientras la sangre saltaba por los aires y les salpicaba la armadura. Pero eran veteranos, o al menos más que el recién decapitado, y volvieron a la realidad en apenas segundos. Se posicionaron rodeando a Krom, que seguía volteando su arma, cuando una voz sorprendió a los cuatro:

-Alexei, Ustar! Qué demonios están haciendo? Atánquenle al mismo tiempo, a la cadera y bajo los brazos! Borodin, maldita sea, muévase, quiero que ese poseído caiga redondo al suelo antes de que cuentre diez!

El vozarrón provenía de un hombre embutido en una gruesa armadura plateada, casi tan corpulento como Krom y de pelo moreno. Su rostro, duro y veterano, se encrespó un momento mientras meneaba la gigantesca maza que portaba y destrozaba a uno de los lanceros poseídos. El cuerpo sin vida fue arrojado por los aires, cayendo justo a los pies de Krom.

Los tres soldados, motivados por la arenga de su capitán, pasaron a la ofensiva: los llamados Alexei y Ustar lanzaron simultáneos tajos a la cadera de Krom, justo donde se separaban la armadura del torso y las piernas. Segundos después, Borodin intentaba desequilibrarle de un mazazo en la pierna dañada por la flecha.

Narrador

Fecha de inscripción : 21/03/2010


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La cruzada de Azufel

Mensaje por Norbert el Jue Mar 25, 2010 4:56 pm

Krom ni se percató del avance del joven recluta, solo se fijó en que de un sengundo a otro grandes lenguas de sangre surcaron los cielos manchando a los atónitos humanos que estaban frente a él.

Los humanos comenzaron a rodearle, como su pastor les había ordenado, y al ser tres lo harían formando un triángulo alrededor suya. Aquel triángulo podría ser de muchas formas pero tendría una característica fundamental: Habría separación entre los guerreros.

Esa separación podría ser mayor o menos, pero la habría, y al haber una separación habría debilidad y usando esa debilidad se alzaría con la victoria.

Anteriormente había dedicado tiempo a posicionarse bien, a asentarse y a flexionar sus piernas para ganar una buena capacidad de reacción. Los motivos de ello eran preventivos pues podía ocurrir algo como lo que ocurría ahora...

Apoyando el peso de su gigantesco cuerpo sobre su pierna sana se impulso hacia atrás suya, tras el paso de su hacha por su espalda, de forma que quedara justo tras los guerreros que había a sus espaldas o lados. El curso de su hacha continuaría la dirección normal por lo que no sería de extrañar que le rebanara la cabeza a mas de un incauto.

Una vez estuviera tras los guerreros alzaría su arma tomandola por el final de su mango y describiría una inmensa U que comenzara en la cabeza de uno de los veteranos y que acabara e la cabeza del otro...


Ser Norbert Hessel, heredero del Marquesado de Holfburg.



Volamos más allá de la rendición.

Spoiler:



Bolsa: 7 monedas de plata y 10 monedas de bronce.

avatar
Norbert

Fecha de inscripción : 19/11/2009


Información de Personaje
Lugar de Nacimiento : Marquesado de Holfburg
Títulos : Ser y heredero de un marquesado.
Renombre : Desconocido.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La cruzada de Azufel

Mensaje por Narrador el Jue Mar 25, 2010 5:53 pm

La estrategia del paladín no era mala, pues tanto su fuerza como resistencia superiores jugaban a su favor, pero... La agilidad de aquellos soldados, mucho más débiles, fue suficiente como para que Ustar le conectase un tajo en la cadera derecha a Krom. El hacha del titán giró velozmente, impactando de lleno en el pecho de Alexei, que cayó hacia atrás por la fuerza del impacto.

El soldado tenía una gran herida que sangraba a chorros, y gritaba de dolor. Borodin, que debía haber golpeado al poseído mientras éste retrocedía, soltó un gemido ahogado y se apresuró a socorrer a su camarada caído. El humano, de pelo rubio y ojos claros, se agachó junto a Alexei, mucho más moreno y alto, a quien se le escapaba la vida por las sangrantes heridas.

-Poseído bastardo... -gruñó Ustar, recomponiéndose y alzando su escudo para detener el hachazo de Krom.- Vas a morir como un perro!!

Y con aquel grito, el veterano se lanzó de nuevo a la carga, escudo por delante y espada atrás, buscando entorpecer el arma del paladín con su escudo para luego descargar un fugaz ataque que pretendía clavar la espada en el costado izquierdo del poseído.

Narrador

Fecha de inscripción : 21/03/2010


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La cruzada de Azufel

Mensaje por Norbert el Jue Mar 25, 2010 9:28 pm

Aquello era una carnicería y una carnicería de las buenas... Los débiles caían y solos los fuertes prevalecían, la misericordia no tenía lugar alguno y el miedo cargaba todo el ambiente del lugar.

Escuchar las desesperadas palabras del soldado, cuyo nombre no recordaba y que no se molestaría en hacerlo, provocaron grandes carcajadas en el poseído... Que solo pudo responder con rebosante desprecio:

-Disfrute matando a tu amigo, disfrutaré matandote.

Y tras eso se inclinó levemente pues la sangrante herida de su cadera le causaba un respetable dolor y escozor, pero si mostrar una mera muestra de debilidad se alzó en todo su esplendor mirando fijamente al deprorable humano y lanzó un golpe secó y directo con su hacha.

El arma describiría un arco circular, diagonal y descendente hacia la cabeza de su oponente. Con esto buscaría hacer dificil para el golpe pues debería poner el escudo sobre su cabeza y si lo hacía cambiaría la dirección de su arma en el último instante para segar el brazo de la espada a la altura del codo de su oponente para luego lanzar una poderosa patada contra su torso.


Ser Norbert Hessel, heredero del Marquesado de Holfburg.



Volamos más allá de la rendición.

Spoiler:



Bolsa: 7 monedas de plata y 10 monedas de bronce.

avatar
Norbert

Fecha de inscripción : 19/11/2009


Información de Personaje
Lugar de Nacimiento : Marquesado de Holfburg
Títulos : Ser y heredero de un marquesado.
Renombre : Desconocido.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La cruzada de Azufel

Mensaje por Narrador el Dom Abr 04, 2010 6:58 pm

Ustar se lanzo a por su enemigo, con pura sed de sangre en sus venas, y solo por casualidad observo el evidente ataque del Poseido a su cabeza, contra el cual busco colocar su escudo encima y asi evitar el mortal tajo.

Más no observo - de tan cerca que estaba de herir al poseido - el cambio de direccion y como el filo del hacha se lanzaba a por su antebrazo, antebrazo que fue cercanado sin mayores dificultades.

El sorprendido humano no pudo menos que seguir su carrera - pues estaba a un paso del poseido - y chocar contra este sin causarle herida alguna... Krom se aparto levemente para luego lanzar una patada al pecho del hombre, que dio de lleno en aquel quien fue lanzado hacia atras varios metros, sintiendo incluso algunas costillas romperse bajo el peso de la pierna del poseido, Ustar se vio tirado en el suelo, invalido y en un estado de semi-inconciencia.

Pero Borodin, que habia estado atendiendo a su hermano caido mientras aquel abandonaba el mundo de los hombres, se habia levantado para asistir a Ustar y atacando al paladin por el costado en un ataque relampago; Su maza dio en la pierna del paladin instantes despues de que este pateara a su otro compañero.

Y su ira no se detuvo ahi, su maza ya viajaba hacia la cabeza del poseido caido cuando la tragedia le acontecio: Media docena de zombis se lanzaron a por el lanzandolo al suelo y empezando a morderlo - sin aun matarlo - mientras el paladin se recomponia.

Y la intervención de los zombis no fue casualidad, se debio a que los enemigos vivos empezaban a escasear... la victoria estaba cerca y los pocos humanos que no habian muerto, se replegaban por el puente, incluso - aunque se mantenia en vanguardia, rodeado de un puñado de fieros aliados - el capitan de los hombres que retrocedia paso a paso, rechazando cada oleada de zombis que se acercaba.

El capitan y una modesta veintena de hombres huian... estaban practicamente fuera del alcance de los poseidos y zombis (pues apuraban el paso de forma constante y organizada) más los poseidos podian regocijarse de algo: EL campo de batalla era de ellos, y lo unico que los mortales poseian en el puente eran los cadaveres de sus hombres, cadaveres que empezaban a ser devorados por los zombis que se acurrucaban en masa sobre ellos...

Narrador

Fecha de inscripción : 21/03/2010


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La cruzada de Azufel

Mensaje por Norbert el Dom Abr 04, 2010 7:48 pm

Krom había recibido otro duro golpe tras cercenar el miembro de uno de los soldados, del cual no recordaba el nombre aunque lo habían nombrado anteriormente, y cuando quiso darse cuenta, cuando recobraba la compostura pues había caído tras ser golpeado, se dio cuenta de que sus tropas habían revasado a los ejercitos de la luz.

Todo el ejercito estaba en franca retirada y el capitán enemigo, en un desesperado intento de mantener el orden, marcaba la marcha pero sus tropas los perseguían como si de aves de carroña se trataran, aves en busca de su presa.

Aquello normalmente no habría supuesto un problema para Krom, normalmente se habría avalanzado en primera línea para acabar con esos mortales pero la situación en esta ocasión era distinta y debía acabar con aquello por lo que lanzando un gran grito de portentoso sonido dijo:

-¡¡¡Volved todos y os empalaré yo mismo!!! Asegurad el puente y los alrededores, tomad posiciones y esperad a la llegada de Azufel.

Tras esto alzó su hacha y continuo a ordenando y dando voces para asegurar la zona, que el capitán escapara era secundario (por mucho que le doliera), porque ahora debían tomar la zona conquistada. Debían asegurarse de que no había mas enemigos en la zona, debían mover todas las defensas hacia la plaza para defenderse de cualquier contraataque y debían esperar a la llegada de Azufel mientras los zombis deboraban los cadáveres.


Ser Norbert Hessel, heredero del Marquesado de Holfburg.



Volamos más allá de la rendición.

Spoiler:



Bolsa: 7 monedas de plata y 10 monedas de bronce.

avatar
Norbert

Fecha de inscripción : 19/11/2009


Información de Personaje
Lugar de Nacimiento : Marquesado de Holfburg
Títulos : Ser y heredero de un marquesado.
Renombre : Desconocido.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La cruzada de Azufel

Mensaje por Narrador el Dom Abr 04, 2010 11:24 pm

Solo media docena de Zombis dejaron que su instinto, el hambre, fuese más fuerte que la lealtad al poseido, siguiendo a la veintena de hombres que huian en lugar de detenerse.
Ninguno de los zombis volvio.

Pero el resto, casi ochenta si se cuentan a los poseidos menores, si se detubieron.

Los zombis, incapaces de reforzar nada, se contuvieron devorando lo que quedaba de los cadaveres de los caidos, incluso deboraban a otros zombis ya caidos.

Los poseidos, que no llegaban a veinte, tomaron a buen recaudo vigilar el acceso al puente, más no habia nada con lo que construir defensas, por lo que solo esperaron.


Y entonces la horda de Azufel llego, más de quinientos entre poseidos y zombis que cruzaron el puente con la exitación de una prodxima batalla.

Los ultimos en llegar fueron el propio Azufel y sus "niños", los poseidos más ambiciosos que guardaban las espaldas de Azufel, sabiendo que su favor implicaba progreso.

- Has hecho bien Joven - dijo la voz de ultratumba de aquel macabro caudillo a Krom sin demostrar siquiera un apise de alegria en sus palabras.

- Ahora toma a lo que quede de los tuyos y rastrea hacia adelante, quiero el camino a la plaza despejado... en dos horas avanzaremos hacia alli con todas las fuerzas de la oscuridad. - concluyo, sin importarle en lo más minimo el estado cansado y herido de varios de los soldados de Krom.

- Ve con él Jour - Jour, uno de los "niños" más jovenes e inexpertos, un poseido con rasgos muy similares a los de krom (rango 2), poseido a quien media docena de hombres y veinte zombis, seguian.

Narrador

Fecha de inscripción : 21/03/2010


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La cruzada de Azufel

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.
Lee!!!
{Pasa el Mouse}