Mundos Paralelos

La supervivencia de Ahyol en Tyriel

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ir abajo

Re: La supervivencia de Ahyol en Tyriel

Mensaje por Ahyol el Lun Jun 25, 2012 4:10 am

El chico miraba aún con extrañeza al ser antropomorfo que tenía enfrete… pensaba así de él pues estaba claro que no era humano por su apariencia, no al menos en su totalidad. O eso pensaba, a verdad no tenía manera de confirmarlo. Sintió cierto alivio cuando se volvió a poner la oscura máscara y la capucha. Así que habían objetos misteriosos en Castillo Negro, Ahyol supo de inmediato que quizá le enviaría allí. Cundo era pequeño siempre soñó con conocer la Orden, mas ahora no era más que un sueño de niños y una mala táctica de robo. El hombre se levantó y caminó y Ahyol le siguió la pista tranquilamente. Curiosamente, se sentía mucho mejor, obviando los cardenales aún frescos. Vió pasar a mucha gente, con capuchas y túnicas de distintos colores y ninguno hablaba. Era extraño estar entre gente sin el bullicio típico de las calles. La poca gente que pasaba simplemente inclinaba la cabeza, en señal de respeto o un simple saludo quizá. El joven sentía el peso de sus ojos sobre él… una costumbre desarrollada por la vida callejera. Siguieron caminando hasta que se encontraron con un arco de piedra, hermosamente tallado. El sitio era hermosamente silecioso… Ahyol de hecho caminaba sin hacer ruido, lo que al parecer también hacía su acompañante. Ni siquiera el sonido de la respiración romía la perfección de aquel silencio. Era recomfortante. Había un curioso altar en el centro, sin simbolos ni imágenes, como los de Aenor, que suelen tener algún distintivo. El hombre se acercó a una plancha metálica, justo frente al altar y movió una especie de placa. Una puerta apareció detrás. Era muy oscuro, y se veía que tenía un extraño líquido… era como entrar en la boca de un animal. El hombre dijo renacer de nuevo… y le dejó pasar. Obviamente debía bajar. Ahyol simplemente pensaba:

-Tan solo espero no terminar como él...- Y pensó asi pues estaba nervioso. Es ese tipo de momentos cuando uno no piensa en lo que hace, sino en las cosas más estúpidas. En fin, el joven bajó lentamente, escalón por escalón y sintió como la puerta se cerraba tras él. Estaba en la oscuridad más profunda. No venía absolutamente nada y simplemente siguió caminando, recto, sin rumbo, esperando encontrar algo.

Aquel hombre dijo renacer…Ahyol solo esperaba no tener que hacerlo en sentido literal… porque significaba morir una vez. Y entró más y más, en las sombras, sabiendo que descubriría los secretros detrás de las leyendas. Detrás de los Hijos de la Penumbra.
avatar
Ahyol

Fecha de inscripción : 24/05/2012


Información de Personaje
Lugar de Nacimiento : Tyriel
Títulos : Músico
Renombre : Desconocido.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La supervivencia de Ahyol en Tyriel

Mensaje por Creador el Lun Jun 25, 2012 4:21 pm

Mientras descendía poco a poco en el oscuro líquido y en la penumbrosa niebla oscura, Ahyol comenzó a escuchar un cántico entonado por su acompañante, no lo entendió en absoluto porque el encapuchado lo decía en una lengua que no comprendía lo más mínimo pero, de repente, sintió como la placa que habían quitado volvió a colocarse. Sumiéndolo de esta forma en la más oscura de las oscuridades.

Poco a poco comenzó a sentirse más y más cansado y, cuando llegó al final de la escalinata, sintió que tenía ese líquido hasta la altura de su pecho, poco a poco se fue adormilando hasta que, de repente, empezó a escuchar voces en su mente.

Hablaban en aquel idioma que entonaba el encapuchado pero otras hablaban de los sueños que había tenido desde niño Ahyol, de como los podría cumplir al servicio del Dios Oscuro, pero al mismo tiempo se sintió confundido. Como si su vida hasta aquel momento no hubiera tenido sentido alguno y ante sus ojos aparecieron imágenes de fuego, sangre y destrucción a manos de la Orden de Aenor.

No sabía que representaban aquellas escenas que veía, no sabía que querían decirle pero sabía que había algo oscuro y malvado en ellas. Algo que le hizo sentir un gran odio hacia los caballeros servidores de Aenor y poco a poco se fue sintiendo lleno de una fuerza que lo hacía sentir diferente pero... No terminaba de entender lo que pasaba.

Veía ciudades arder, banderas y templos de la Orden por doquier, castillos en ruinas y pesadas botas de caballeros en caminos sembrados de muerte, caos y fuego... Mucho fuego.

Despertó en una habitación, iluminada por un par de velas, tenía una bandeja de comida en una mesilla y estaba vestido con ropas diferentes. Una túnica marrón y había, al pie de la cama, un cinto con una espada, de hoja curva, y una daga. Ambas muy simples, de mango de cuero, pero hermosas y muy bien trabajadas a la vista. Nada ostentoso pero sobrio y elegante.

Había una mesa a su derecha y en ella había una lampara de aceite encendida y un libro pero, también, estaba el hombre encapuchado sentado y leyendo mientras tomaba una manzana.

No había nada más en la habitación, no había ventanas, tan solo un pequeño baúl y aquel hombre dirigió su rostro cubierto por la oscuridad y le dijo.

-Vaya, veo que te has despertado... ¿Como te encuentras?- se sentía muy bien aunque algo mareado y cansado. Se sentía... Nuevo.


Yo soy el que soy.



Bolsa: Más que tú.

avatar
Creador

Fecha de inscripción : 09/01/2010


Información de Personaje
Lugar de Nacimiento : soy eterno, no nací.
Títulos :
Renombre : Desconocido.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La supervivencia de Ahyol en Tyriel

Mensaje por Ahyol el Lun Jun 25, 2012 5:11 pm

El joven se hundía cada vez más en el extraño líquido. Era ligeramente cálido y espeso, aunque sensetía curiosamente bien. Siguió caminando, hundiendose más y más. El cántico de aquel hombre le extrañaba y de alguna manera, no lo dejaba pensar bien. Sus pies continuaron marcando el camino más que su mente. Comenzó a alucinar. Imágenes, caballeros de la Orden, guerras por causas injustas, niños enviados a pelear por ellos… que salvajidad. Ni los asesino más viles de Tyriel usaban niños para luchar sus batallas. Familias y ciudades arrasadas con el fuego, en nombre de un dios misericordioso. Banderas de la Orden cuando las imágenes terminaban… Así que eso era… esa era la otra cara de Aenor. Luego vino su vida, las imágenes escondidas en los rincones más oscuros y polvorientos de su mente. Su padre asesinado, su madre gritando y siendo abusada por los bandidos, y él, un mocoso llorando, escondido en un baúl viejo. El sabor de la mugre de Tyriel cuando le lanzaron a la calle. Las primeras palizas. Todo volvió. Su memoria jamás había estado tan nítida. De pronto sintió rabia, cierto odio a los caballeros. ¿Cómo podían? Decía servir al inocente, cuando era el mismo del cual abusaban en las imágenes. Ahyol sintió que su vida no valía nada, no tenía nada por lo cual seguir viviendo, ninguna razón, hasta ahora. La Orden debía pagar.

Despertó luego de quedar inconciente, vestido con ropas diferentes. El hombre junto a él, leía y sujetaba una manzana. El joven se sentía misteriosamente bien. Renacido. Se tocó la cara y los dientes, para ver si seguía siendo… pues él. A su derecha, una espada y una daga, de calidad obvia, aunque no ornamentadas. La ropa que usaba era una túnica marrón con capucha, la cuál no tenía puesta. Se tocó el cabello, estaba algo largo largo y curiosamnte limpio. Le cubría los ojos si se lo dejaba hacia adelante. Prefirió dejarse el cabello a los lados y volver a ponerse la capucha, ya estaba acostumbrado. Era menos el tiempo que se la quitaba que el que la tenía puesta. Nunca era seguro mostrar tu rostro. El chico miró a su acompañante.

-Tengo varias preguntas… ¿Quién eres?.- Dijo en tono calmo. Las preguntas las iría haciendo a medida que le respondiesen. -….¿Dónde estamos?... ¿Dónde está mi ropa?... ¿Qué fue todo eso?... ¿Y ahora qué hay que hacer?...- El chico estaba ansioso por las respuestas. Se sentía como nuevo. Pero quizá significase alguna otra cosa…
avatar
Ahyol

Fecha de inscripción : 24/05/2012


Información de Personaje
Lugar de Nacimiento : Tyriel
Títulos : Músico
Renombre : Desconocido.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La supervivencia de Ahyol en Tyriel

Mensaje por Creador el Miér Jun 27, 2012 12:32 am

El hombre encapuchado le dio un último mordisco a la manzana antes de responder a las cuestiones del muchacho. Estaba muy tranquilo, relajado aunque su voz seguía teniendo un aire siniestro y un aire de sabiduría que le inspiraba un gran respeto a Ahyol.

-Ya no poseo un nombre pero puedes llamarme Variens, estamos en el templo de Beveidis y, más concretamente, en tu nueva habitación. Tus antiguas posesiones han sido destruidas, ya no te harán falta pues nosotros te daremos todo lo que necesites, has renacido como un hombre nuevo, como un hijo de nuestro Dios, un Hijo de la Penumbra, por lo que a partir de ahora serás uno de nuestros hermanos, aprenderás a vivir como nosotros, a ser uno de los mejores asesinos del Valle y a conocer todos los secretos de la auténtica verdad.

Dicho esto le dio otro mordisco a la manzana y se quedó mirando al joven ladrón para culminar con su discurso diciendo:

-¿Algo más?


Yo soy el que soy.



Bolsa: Más que tú.

avatar
Creador

Fecha de inscripción : 09/01/2010


Información de Personaje
Lugar de Nacimiento : soy eterno, no nací.
Títulos :
Renombre : Desconocido.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La supervivencia de Ahyol en Tyriel

Mensaje por Ahyol el Miér Jun 27, 2012 4:26 am

El joven no estaba muy contento con lo que había pasado. Sus ropas lo habían matenido bien y su estilo le gustaba, aunque quizá era tiempo ya de un cambio. Ahyol se sintió curiosamente cómodo en aquella habitación. No hacía frío y era sileciosa. A veces era dificil dormir en la calle cuando los perros ladraban y los borrachos gritaban y cantaban. Vivir en un templo... no era lo que se había imaginado.

-Si, una cosas más... ¿ahora que?. Y podrías tambien explicarme como funciona este "grupo" si no es mucha molestia...- Dijo el joven calmado. Se levantó. A pesar de que estaba lleno de muchas más preguntas, el joven prefirió no seguir molestando a aquel tenebroso hombre, lamado Variens.

Ahyol dejó las sábanas, muy limpias, de la cama a un lado y estiró el cuerpo. Se sentía curiosamente bien, pero rápidamente el dolor de los cardenales volvió. No estaba sanado aún. Y su cara... pues al parecer debía seguir igual de molida. La túnica le llegaba abajo de los tobillos y no dejaba ver sus pies, excepto cuando caminaba. Tomó las armas y se las amarró a la cadera, lo cual apretó la túnica cerca de esta y esta se elevó ligeramente, ahora dejando ver sus pies minimamente.

Ahora el joven era miembro del antiguo séquito. Debía conocer las reglas y demases, para avanzar en su nueva misión. Pero ahora, todo ya no estaba tan mal... o al menos no lo parecía. Ahora debía averiguar su siguiente misión... y pensar personalmente en otras cosas.

Ahyol se veía más o menos así:
Spoiler:
Obviamente, quitando la cruz, agregando la espada y la daga, los pies se ven menos, el color es mas oscuro y no es tan feo.
avatar
Ahyol

Fecha de inscripción : 24/05/2012


Información de Personaje
Lugar de Nacimiento : Tyriel
Títulos : Músico
Renombre : Desconocido.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La supervivencia de Ahyol en Tyriel

Mensaje por Creador el Miér Jun 27, 2012 2:57 pm

El asesino no estaba aun muy cómodo con aquellas ropas pues siempre había elegido su forma de vestir y no estaba costumbrado a que alguien decidiera por él. Tampoco era normal para él llevar unas ropajes como aquellos pero en el fondo sentía cierta seguridad, era la primera vez en muchos años que podía dormir realmente tranquilo y la sensación de tener el estómago lleno era muy agradable.

-Yo seré tu maestro, te enseñaré todos los secretos de nuestro Dios e irás ascendiendo en la Orden. A medida que tus conocimientos aumenten podrás ir cambiando de túnica hasta llegar a vestir el negro, todo un honor, y cuando esto ocurra serás uno de los siervos mas terribles de nuestro señor.

Dicho esto Variens señaló el cinto con las armas que había al pie de la cama y se levantó de su asiento. Quería, obviamente, que se armara y que lo siguiera, posiblemente para comenzar con su primera clase.

Tras abrir la puerta comenzó a hablar en voz muy baja, evitando que el eco de su voz llegara a escucharse muy lejos, intentando mantener el sacramental silencio del lugar.

-El silencio es muy importante para nosotros, hablo ahora porque no deseo explicarte los conceptos básicos de nuestra orden y este es uno de ellos: vivimos en comunión con nuestro dios, es una cuestión de fe y no de razón, no busques entenderlo de forma racional o te perderás en la tediosa luz de Aenor, tan simple y banal, si realmente deseas abrazar a Beveidis debes abrazar su fe y olvidar todo lo que viviste y aprendiste en el pasado. Has dado el primer paso pero aun te quedan muchos.

Era en parte fácil y en parte muy complicado... Dejar a un lado las posturas raciones y abrazar algo que parecía complicado, lejano e imposible. Sabía ahora que Aenor no era el dios magnánimo que le habían vendido desde niño pero al menos con Aenor todo era muy dogmático, muy claro, pues si eras bueno irías a Areniar (el cielo) y si eras malo eras devorado por el oscuro. Esa simple escisión había marcado la vida, la moral y la política de todas las gentes del Valle durante siglos y ahora le iban a enseñar las ideas de un dios mucho mas complejo.

Era complicado... Y debía tener, desde el principio, fe en ello.

Llegaron a una gran sala, abierta, en la que no había nadie. Antes se habían cruzado con algunos hombres y, había creído ver, hasta mujeres- lo cual era extraño- con túnicas de diversos tonos de grises- desde uno que era casi blanco a otro que casi era negro- y algún que otro negro.

La sala era circular, tenía un gran conjunto de armas en las paredes- sin afilar- y había varios muñecos de madera a un lado. Tenían puntos importantes del cuerpo marcados con varios y diferentes colores- intuyó que cada color representaba la gravedad que tenía una herida en esa zona- y vio varios círculos en el suelo.

-Estamos en la sala de entrenamiento, nombre simple pero directo, deja tus armas y toma otras similares a esas pero sin afilar. No queremos hacernos daño en el entrenamiento ¿verdad?

Su maestro tomó una espada corta y una daga, ambas de filo muy curvo, y dejó sus otras armas en su cinto. Hecho esto comenzó a caminar hasta un círculo que había en el centro de la sala, tenía unos dos metros de diámetro por lo que apenas dejaba espacio para dos hombres.

-Nunca te alejes de tus armas, son tu vida. Cuídalas como si fueran tus hijas... Cada círculo representa el nivel de conocimiento que has adquirido a lo largo de tu vida en el manejo de las armas, cuando termine la fase de novicio habrás pasado todos estos círculos- que eran tres- y podrás aprender otros secretos. También aprenderás a leer y a escribir y poco a poco irás aprendiendo los principios de la Orden, a medida que captes los conceptos más básicos- dicho esto hizo voltear sus espadas frente a si y a su alrededor para calentar los músculos, lo cual era básico pero Ahyol nunca lo había practicado porque realmente nadie se lo había enseñado- Bueno, a ver de que madera estás hecho y, por supuesto, no existe nada fuera del círculo.

Estarían en un espacio muy reducido, con dos armas cada uno pero sin afilar y su maestro había dejado de mover sus espadas. Tenía la espada corta apuntando al suelo, a su diestra, y la daga frente a su pecho con la mano siniestra.


Yo soy el que soy.



Bolsa: Más que tú.

avatar
Creador

Fecha de inscripción : 09/01/2010


Información de Personaje
Lugar de Nacimiento : soy eterno, no nací.
Títulos :
Renombre : Desconocido.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La supervivencia de Ahyol en Tyriel

Mensaje por Ahyol el Miér Jun 27, 2012 7:13 pm

Tener fe en algo como un Dios era ya dificil trtándose de Aenor. aunque las cosas que había visto Ahyol eran muy extrañas, aún no creía completamente en él. Ahyol descubrió que sería entrenado como asesino, y sus habilidades serían perfeccionadas. Era extraño sentirse parte de algo, pues nunca lo había sido, no desde que llegó a Tyriel. La incómoda ropa era al menos superable y el entrenamiento se veía interesante. Subir en la orden... aprender los conceptos, todo un cambio y muy veloz para Ahyol. De un díap ara otro se había convertido a la Orden de los Hijos de la Penumbra, la orden secreta de asesinos en favor del Oscuro. Las artes oscuras eran obviamente su preferencia. Ahyol, al llegar, vió los circulos y vio como Variens tomaba las armas. Ahyol avanzó y se cambió de armas. La variedad de colores y sus rangos aún eran un misterio para el joven ladrón, pero le emocionaba en cierta manera poder demostrar su valía. Vió los circulos en el suelo. Los círculos, unos dentro de otros, marcaban el espacio de combate. ¿Significaba acaso de aquellos con túnica negra podían matar a alguien en tan poco espacio? ¿Puede alguien enfrentarse a un caballero solo a centimetros?

-Pues verás de lo que estoy hecho.- Dijo el joven entrando al círculo. Tenía la daga en la mano izquierda, sujetada alrevez, estilo callejero típico. La espada la tenía alta en su mano derecha, pero atrazada como una daga, muy cerca de su cadera, pues no solía usarlas y la verdad no tenía mucha experiencia con ellas. El joven puso su guardia en alto y esperó el ataque de su "maestro". El estil común callejero era atacar antes de que te ataquen o hacerlo por la espalda, pero no estaba esa opción aqui. Ahyol había aprendido su propio estilo y le había resultado eficaz. Regla número 1: Jamás atacas primero. El joven pbservó los movimientos de aquel hombre con sumo cuidado...
avatar
Ahyol

Fecha de inscripción : 24/05/2012


Información de Personaje
Lugar de Nacimiento : Tyriel
Títulos : Músico
Renombre : Desconocido.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La supervivencia de Ahyol en Tyriel

Mensaje por Creador el Jue Jun 28, 2012 11:23 am

OFF: Te explicaré un poco en Off lo que haremos en esta trama... No quiero ser muy tedioso, no quiero hacerte practicar una y otra vez hasta que on rol puedas ascender. Simplemente iremos haciendo post de combates para entretenernos y luego haremos"clases de letras" en las que aprenderás otras cosas al tiempo en que te iluminas en los aspectos de la orden. La idea es dar una visión general para luego hacer tramas más "peligrosas" y no quedarnos meses con este entrenamiento.

Valoraré como ha ido adquiriendo conocimientos tu pj grosso modo, diremos que al finalizar paso X tiempo en el templo instruyéndose, y de ahí veremos en que te conviertes ¿Me he explicado?


Yo soy el que soy.



Bolsa: Más que tú.

avatar
Creador

Fecha de inscripción : 09/01/2010


Información de Personaje
Lugar de Nacimiento : soy eterno, no nací.
Títulos :
Renombre : Desconocido.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La supervivencia de Ahyol en Tyriel

Mensaje por Creador el Jue Jun 28, 2012 11:40 am

El maestro de Ahyol empezó a dar vueltas alrededor de ese círculo, pero sin dar la espalda y sin torcer su cuerpo frente al ladrón callejero, lo miraba fijamente y esperaba al momento oportuno para sorprender a su presa. La distancia es mínima, la posibilidad de sobrevivir era prácticamente nula frente a un caballero o a un guerrero bien entrenado y por ello estuvo extrañado de para los Hijos de la Penumbra los comienzos se dieran en distancias tan cortas.

Spoiler:
OFF: No es obligatorio pero resulta ideal en un combate poner, como tu hiciste, el tipo de guardia que mantienes y el tipo de parada, desvío o movimiento que hará tu pj en caso de un ataque normal (si pasa algo raro el master, obviamente, deja un margen para modificar la acción pero si se es previsor mejor). Por ejemplo, en un caso muy típico y diferente a este con un guerrero que solo lleva una bastarda.

-Esperaría al último momento para moverse, dejaría que su adversario le atacara pero mientras tanto mantendría la espada en una guardia media, apuntando con su filo al adversario, de forma que cuando lo atacaran trabaría las espadas a la altura de su empuñadura.

Obviamente a más detalle se de mejor, es algo que se puede ir practicando tranquilamente pero te lo aviso para que lo sepas. Frente a un jugador que pone como para a otro que no lo pone... Parará o ganará aquel que de más detalles (si tienen los mismos atributos).

Su maestro, al cabo de unos eternos instantes, se lanzó al ataque con un tajo directo al rostro del muchacho. El movimiento era simple dado que la espada corta tan solo haría un movimiento ascendente, de su misma derecha a su izquierda, buscando alcanzar su oreja o su frente. Al mismo tiempo empezaba a girar su cuerpo de izquierda a derecha, como si fuera un baile, para dar una vuelta sobre si mismo. La distancia era de dos metros, estaban muy cerca y había muy poco tiempo de reacción, podía escuchar la respiración de su maestro y casi podría decirse que sentía lo que haría pero al mismo tiempo estaba nervioso...

Spoiler:
OFF: Ahora vendría tu parada, tu enemigo (te aviso ya) es ampliamente superior en atributos así que no te preocupes mucho en quedar bien o mal, lo importante es que pilles los conceptos y el estilo de lucha de este grupito. Si hubieras puesto tu parada, en un combate normal, diría ahora mismo el resultado de la acción pero no es así, eso te puede restar puntos para parar o no (no es lo mismo decir que paras de una forma sin saberlo que sabiéndolo y, OBVIAMENTE, si hubiera meta rol habría que editar, en el caso de que lucharas contra un user).


Yo soy el que soy.



Bolsa: Más que tú.

avatar
Creador

Fecha de inscripción : 09/01/2010


Información de Personaje
Lugar de Nacimiento : soy eterno, no nací.
Títulos :
Renombre : Desconocido.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La supervivencia de Ahyol en Tyriel

Mensaje por Ahyol el Vie Jun 29, 2012 2:38 am

Aquel hombre dejó ver si confianza yrelajación moviendose lentamente. Como un cazador que miraba su presa. Esperaba una abertura, pero Ahyol mantenía su posición férrea y se acomodaba a la posición de su enemigo, girando levemente los pies, cosa de no dejar el lado ni la espalda expuestos. Era necesario estar de frente.

-Vamos... muevete...- Pensaba el joven, impacientandose, pero manteniendo la postura.. Variens se veía calmado y paciente, esperando aberturas y atacó cuando ya parecía que debía crearlas él. Las piernas del encapuchado eran muy veloces y sus pasos, cortos y precisos. Un verdadero asesino.

Era hora de que el joven ladrón dejase ver los reflejos de la calle. Un corte con la espada, de abajo hacia arriba venía rápidamente. Una técnica buena, pues es dificil parar ese tipo de cortes si no se sabe hacer. Apenas Variens avanzó, Ahyol hizo lo mismo. Un paso adelante y apenas vió el corte ascendente, se adelantó y con la daga de su mano izquierda, desviaría el corte del encapuchado hacia la izquierda propia. Esto dejaría una apertura que Ahyol aprovecharía con su otra mano e intentaría hacer una corte horizontal de derecha (propia) a izquierda a Variens. Como las armas estaban romas y el encapuchado parecía tener protección (cosa que Ahyol había notado en la cárcel), el joven no se preocupó mucho, aunque midió la fuerza de su ataque. Si la estocada fallaba, aprovecharía que la otra mano de Variense seguiría alejada con el impulso y podría hacerle una contra a un siguiente ataque. Claro que, Variense se notaba que era mucho mas veloz y experimntado que Ahyol, aún así, el no pensaba, solo luchaba. Seguía su propio estilo... regla 2... contraataca.
avatar
Ahyol

Fecha de inscripción : 24/05/2012


Información de Personaje
Lugar de Nacimiento : Tyriel
Títulos : Músico
Renombre : Desconocido.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La supervivencia de Ahyol en Tyriel

Mensaje por Creador el Vie Jun 29, 2012 2:28 pm

Variens era infinitamente más ágil y veloz que el joven ladrón pero este logro desviar la espada del asesino experimentado hacia la izquierda de Ahyol, dejando un amplio hueco, pero trabó la estocada del ladrón con la daga que había mantenido a la altura de su pecho. Al mismo tiempo, con un espléndido juego de piernas, el asesino experimentado giró sobre si mismo y, dando una vuelta alrededor del círculo, se colocó a la vera del ladrón, con su espada corta apuntando a su cuello.

Había sido una lucha corta, casi fugaz, y hería en el orgullo a Ahyol pero había aprendido, sin darse cuenta, varios aspectos en los que su maestro incidiría de ahora en adelante:

-Nuestra lucha es como un baile, bailamos con nuestro enemigo, nos movemos y danzamos y adaptamos el compás al ritmo de nuestro oponente... Buscamos en nuestra danza los puntos débiles de una armadura o del estilo de nuestro enemigo y los explotamos- dicho esto liberó al muchacho y, soltando las armas, tomó una espada larga para sí y otra para Ahyol- El equilibrio es fundamental en un baile, así como el juego de piernas, el tuyo no es malo pero se puede mejorar.

Las espadas era muy parecidas a las que solía usar un mercenario de Tyriel, de hoja levemente curvada, pero tenían la hoja aun mas curva si cabía y la punta era fina y afilada.

-Los puñales los usamos para atravesar puntos flacos de las armaduras, las espadas cortas y largas para trabar las espadas de nuestros enemigos. Los del Valle luchan en la mayor parte de las ocasiones con una espada, no es útil usar dos si no las sabes manejar y no es nada práctico si tienen el mismo tamaño, al usar dos espadas diferentes a la vez confundimos a nuestros enemigos. La confusión es fundamental, cambia las armas de mano continuamente y tu enemigo no sabrá por donde vendrán tus golpes.

Con aquella espada larga empezó a aprender el baile del que Variens le había hablado, primero empezaron con el juego de pies, adelantaban el pie de la mano que portaba la espada y ponían en perpendicular el otro, doblando el cuerpo para dejar pero espacio para ser golpeado en el tronco. Aprendió a moverse alrededor de ese pequeño circulo con esos simples pasos, a cambiar la postura de sus pies, y le enseñaron los tipos de guardias: alta, baja y media. Así como las sucesivas subdivisiones de esas guardias.

Variens le enseñó que confundir al enemigo podía darle la victoria, los movimientos rápidos y ágiles eran útiles pero la armadura de acero de un soldado era impenetrable si no lograbas engañarlo. Un amago, una finta o un movimiento en falso podía llevar a un adversario a mantener una guardia errónea, a parar cuando no debía y a atacar cuando Ahyol quisiera. Esto último era muy importante porque si confundías a tu enemigo y si ademas eras ducho con el cuchillo podías, con ese simple arma, atravesar su ojo y acabar con el combate.

Los caballeros con yelmo tienen una visión reducida por lo que las danzas, los movimientos rápidos y la confusión era la mejor manera para desorientarlos y obligarlos a dar pasos en falso. Cansar a un soldado con armadura era otra buena opción pues si al final no podía ni levantar su espada...¿Como podría parar tu sable?

Usar la espada manejada con ambas manos era el comienzo para saber luchar bien, así que desde aquel momento lucharía siempre con un arma y a medida que mejorara con ella pasaría a luchar con las otras armas.

Estaban, tras un par de horas de práctica, dentro del mismo círculo pero mientras que Ahyol se sentía cansado, Variens parecía fresco como una rosa. Sujetaba su espada tanto con una como con las dos manos, ahora lo hacía tan solo con una y mantenía su mano siniestra en su espalda. Dejaba a Ahyol luchar con una o dos manos manos en su espada... Pero, como antes, comenzaba el baile y Variens empezaba a moverse por el filo del círculo, con su juego de pies...


Yo soy el que soy.



Bolsa: Más que tú.

avatar
Creador

Fecha de inscripción : 09/01/2010


Información de Personaje
Lugar de Nacimiento : soy eterno, no nací.
Títulos :
Renombre : Desconocido.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La supervivencia de Ahyol en Tyriel

Mensaje por Ahyol el Sáb Jun 30, 2012 5:51 am

El joven apenas si logró ver los movimientos de veloz encapuchado. Para cuando se dio cuenta, ya lo tenía en una posición ventajosa y él... irónicamente, volvía a tener un cuchillo en el cuello por segunda vez en tan poco tiempo. El combate terminó ahi mismo. Ahyol no pudo seguirle el ritmo a Variens. Entonces, el encapuchado se volvió y cambió las armas de Ahyol y de él mismo. 2 Espadas, del tipo de las más comunes en Tyriel. Las espadas siempre habían sido un tipo de arma secundaria para el joven, pues las dagas se usaban más en las calles. Aún así, ni dijo nada y tomó la espada. Durante un par de horas, practicaron posiciones de pies y ritmo de movimientos. Variens parecía ser un temiblemente buen conocedor de secretos para moverte y neutralizar a tu enemigo en cuestión de segundos. Era casi como una de las historais de niños, una leyenda. A Ahyol, por alguna razón, le encantaba aprender y Variens era paciente...

Aprendió juegos dep ies y posiciones para las armas. Un curioso truco que le dio Variens fue el de jamás apoyar los talones, como lo hacía él. Generalmente la gente suele apoyar la planta completa del pie, pero si no apoyas los talones, te mueves más rápido y además, de manera más ligera y eficaz. Era algo que ya había notado en la pelea. Variens no se estaba quieto, siempre se movía, aunque fuese en el lugar.

El estilo de lucha era curioso. Muy ritmico, veloz y estrategico, nada parecido al estilo de Ahyol. Pero al ver su pelea con Variens no dudó de su eficacia. Practicaron el cambio de manos y postura, las fintas y tros trucos. Entrenó sin quejarse, y comenzaba a sudar. Su cabello ya estaba pegado en su frente cuando Variens se dispuso a luchar de nuevo.

-¿Como es que aún no se cansa?.-
Pensó el joven, mientras tomaba posición. Al preguntarse eso, se dio cuenta de que Variesn debía estar en un forma excelente. A pesar de no estar acostumbrado, Ahyol daría lo mejor de si para probar las lecciones. Comenzó el combate.

Ahyol se dispuso sobre los metatarsos de sus pies, dejando sus talones lejos del suelo. Aunque no estaba acostumbrado aún, mantenenía una guardia media que le acababan de enseñar. Sujetaba la espada con ambas manos, frente a si mismo. Entonces, apenas Ahyol viese una oportunidad, se avalanzaría sobre Variens adelantando el pie derecho, intentando un corte horizontal de derecha a izquierda y colocandose a sí mismo de lado, retrasando el pie izquierdo. Pero no era del todo cierto... Ahyol haría una finta. Esperaría que Variens intentase bloquear y esquivar, para girar sobre su pierna trasera hacia s derecha propia y así cambiar el rumbo del corte, pasando a ser un corte en diagonal, de abajo hacia arriba, de la izquierda de Ahyol a su derecha. Esperaba que funcionase. Si Variens aún así lograba detener el golpe de la espada de Ahyol, este se adelantaría más, quedando ambas espadas trabadas y así, soltar una mano y tomar la mano de Variens aprovechando la cercanía. No era un plan muy elaborado, pero era lo mejor que tenía.
avatar
Ahyol

Fecha de inscripción : 24/05/2012


Información de Personaje
Lugar de Nacimiento : Tyriel
Títulos : Músico
Renombre : Desconocido.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La supervivencia de Ahyol en Tyriel

Mensaje por Creador el Sáb Jun 30, 2012 4:18 pm

Ahyol aprendía rápido, en apenas unas horas había comprendido los conceptos básicos del baile, obviamente aun tenía mucho que aprender y mucho más que pulir pero la esencia, la idea, había sido captada y entendida y ya solo era cuestión de tiempo que puliera aquel arte para convertirse en un espléndido espadachín.

Variens seguía moviéndose con total ligereza y velocidad alrededor del círculo, parecía haber realizados aquellos pasos en mil y una ocasiones y no pensaba, simplemente se dejaba llevar...

-No pienses... Déjate llevar- aquellas palabras resultaban extrañas ¿Como no iba a pensar? Aun no entendía a lo que se refería pero al ver a Variens notaba como si estuviera en una especie de estado de éxtasis cuando danzaba.

El movimiento de pies del ladrón era bueno, movió el pie derecho en el momento preciso y lanzó su tajo en horizontal de derecha a izquierda para luego hacer una finta con el pie izquierdo. Variens, obviamente, conocía ese tipo de trucos, por algo era su maestro, pero puede que la rapidez de aprendizaje del muchacho le sorprendiera pues en aquel movimiento pareció haber estado desprevenido.

El arma pasó a escasos centímetros de la capucha de Variens, y hasta se podría decir que la rozo, y para Ahyol, tras horas de entrenamiento sin tocarlo, fue toda una victoria. El baile rítmico de Variens, en constante movimiento, y un giro de su cuerpo- que lo dispuso perpendicular al ladrón- le sirvió para esquivar el ataque al moverse a la izquierda de Ahyol.

Variens aprovechó esto para situarse en la diagonal izquierda del muchacho y para poner su espada, de nuevo, en el cuello de Ahyol. Hecho esto colocó su espada en el cinto, sin vaina, y la llevó a la armería, sin decir nada, esperando que su aprendiz hiciera lo mismo. Recogió el resto de las armas que habían usado y, al terminar, se dirigiría al muchacho:

-Aprendes rápido, eso es bueno. Para cambiar de capa deberás cumplir una misión, una vez la realices con éxito tendrás acceso a más conocimientos y poderes... Por el momento eres un novicio y yo soy tu maestro, tu estás bajo mi cargo y yo soy responsable de tus actos, no me defraudes.

Dicho esto entraron en una pequeña sala continua al gran patio de armas en la que había una pequeña fuente para tomar, si Ahyol quería, un poco de agua.

-Hoy has trabajado duro, te mereces un descanso... Mañana empezaremos con una clase mas teórica de nuestra orden y sus enseñanzas así como de letras ¿Alguna pregunta?

Spoiler:
OFF: Veo que tienes un gran nivel de lucha con espada... Podemos trabajar ambos en ello pero creo que lo mejor es ir avanzando en la trama.


Yo soy el que soy.



Bolsa: Más que tú.

avatar
Creador

Fecha de inscripción : 09/01/2010


Información de Personaje
Lugar de Nacimiento : soy eterno, no nací.
Títulos :
Renombre : Desconocido.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La supervivencia de Ahyol en Tyriel

Mensaje por Ahyol el Dom Jul 01, 2012 6:10 am

La maniobra del joven ladrón tenía buena pinta, pero no fue suficiente para la velocidad de Variens. Era un tanto obvia quizá, para alguien con tanta experiencia en el ámbito de las fintas. El hombre encapuchado y su ligereza natural le pusieron, por segunda vez, un cuchillo en el cuello a Ahyol. Los movimientos del aprendiz aún eran toscos y poco refinados en comparacion a su maestro, pero no estaba mal para la primera clase. Siempre había tenido esa facultad para aprender.

Después de el combate, el joven dejó su espada en la armería. Tomó sus armas personales y se las amarró nuevamente. Entonces continuaron. El joven aún estaba algo sudado y sus manos y especialmente sus piernas temblaban. No solía cruzar espadas y además estaba cansado. Variens le contó sobre la misión...

-¿Y que tipo de misión sería esa?.- Preguntó el joven. A lllegar a la sala contigua, se acercó de inmediato a la fuente, muestra clara de su sed y bebió un par de tragos. No demasiado. Estaba fría y dejaba a un lado el seco sabor a saliva que tenái desde hace rato. Los labios los tenía salados por el sudor. Se aprovechó de lavar la cara y recuperar el aliento. Su corazón volvió al ritmo normal.

-Solo tengo una pregunta Variens. Aún no me has explicado como funciona la jerarquía de la Orden...- Preguntó el joven. Era cierto. Variens aún no había dicho como funcionaba el sistema de túnicas ni quien era el líder de la dicha orden, si es que lo había. En cuanto al tema de "las letras", Ahyol la verdad no tenía preguntas, peus era obvio. Un asesino debe ser capaz de desenvolverse en todo tipo de situaciones. El conocimiento sobre letras era algo solo para la nobleza y las gentes ricas, por lo que el ladrón apenas podía imaginarse qué contactos o influencia podrían tener estas personas o quizá cuanto tiempo tenía la orden. Tenía muchas cosas que aprender. Lo bueno es que podía ahorrarse el resto de las preguntas para la clase de mañana en la que seguro explicaría las cosas más a fondo.

-Por cierto... ¿Hay algún instrumento musical por aqui? Una flauta de ser posible...- Preguntaría luego el joven, con cierta verguenza. Estando en una situación así, lo menos esperado era que preguntara por música. Pero era parte de él. El joven tenía solo 2 amigos, Sven y su música. Y como buena amante que és, no se le puede dejar desatendida. Ahyol hace un par de semanas había roto su última flauta, pero quizás ahora podría calentar los dedos un rato por la noche para calmarse y ayudarse a dormir. De todos modos, las paredes eran considerablemente gruesas y el ruido no molestaría a nadie. Sería algo considerablemente reconfortante y esperanzados, después de los rápidos y enormes cambios en la vida del joven. Tener algo familiar cerca era un verdadero tesoro y Ahyol solo tenía la música.
avatar
Ahyol

Fecha de inscripción : 24/05/2012


Información de Personaje
Lugar de Nacimiento : Tyriel
Títulos : Músico
Renombre : Desconocido.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La supervivencia de Ahyol en Tyriel

Mensaje por Creador el Dom Jul 01, 2012 2:09 pm

Variens empezó a caminar, cuando Ahyol hubo terminado, por la sala de entrenamientos para acabar caminando de nuevo por los intrincados pasillos de aquel extraño lugar. Eran pasillos oscuros, con poca luz, de piedra y muy sinuosos. La humedad era palpable en el aire y se estaba fresco aunque, dado que era verano, no hacía frío pero Ahjyol no pudo evitar preguntarse como sería aquel lugar en los meses mas duros del invierno.

-La prueba suele consistir en algo que perjudique a la Orden, para así demostrar la lealtad a los Hijos- dijo tranquilamente mientras paseaban y, curiosamente, no se le veía cansado ni alterado- Pero nunca sabemos que nos encomendará el consejo.

Entraron al cabo de un rato en una sala alagada pero poco ancha, repleta de grandes mesas rectangulares de madera, en la que comían, en relativo silencio, montones de encapuchados de todos los colores que Ahyol había visto. Al fondo de la sala había una gigantesca chimenea, ahora apagada, y una gran mesa que presidía todo el lugar aunque vacía en aquellos momentos.

-Este es el comedor, todos comemos como iguales salvo el consejo, que preside el lugar, y empezaré a explicarte nuestra organización desde este- dijo mientras se sentaba tranquilamente- El consejo está formado por los túnicas negras mas venerables, sabios y poderosos de todos, el mas anciano de ellos ronda los cien años- recuérdese que la edad media de esta época ronda los 40 aproximadamente- y luego están los túnicas negras, los maestros de la orden, son los asesinos experimentados y veteranos, aquellos que tienen las misión y las obligaciones mas peligrosas y los únicos que pueden tomar aprendices.

Dicho esto unos hombres, o mujeres, de túnicas grises y marrones sirvieron comida a los dos recién llegados. En completo silencio y sin decir nada pero Variens, de forma educada, agradeció los alimentos.

-Luego están los grises... Hay tres grados, que van del mas claro al más oscuro, y representan los conocimientos que tienen en general y sus capacidades, a más se acercan al negro mas se alejan de la vida mundana. La mayoría de los miembros de nuestra orden visten el gris y llevan a cabo los designos de Beveidis pero sin llegar a la maestría de los capas negras. Finalmente están los novicios, los aprendices, que visten el marrón. No salen de la Orden y se dedican al aprendizaje y al trabajo, algún día te tocará trabajar en las cocinas o limpiando para curtir la humildad pero es algo por lo que hemos pasado todos... Beiveidis nos enseña a ser libres pero responsables, el trabajo por uno mismo es importante pero también lo es velar por el bien del grupo, no vivimos para trabajar por la Orden pero agradecemos y recompensamos la ayuda que nos otorgan.

La comida consistía en una especie de cocido con muchas legumbres, agua y una pieza de fruta. Una comida un tanto pesada para el verano pero, como en aquel lugar se estaba fresco, no se lamentaba.

-Solo tenemos un gran templo, en Tyriel pero por el Valle hay dispersas varias capillas para actuar por doquier. El encomendado de administrar una capilla se llama, valga la redundancia, capellán y el gran túnica negra de la Orden se llama Templador, su nombre deriva de la misión que tiene de templar las almas de los mortales para llevarlas hasta Beveidis y, por cierto, debes agradecerle que estés aquí porque me dio su permiso para acogerte.



Yo soy el que soy.



Bolsa: Más que tú.

avatar
Creador

Fecha de inscripción : 09/01/2010


Información de Personaje
Lugar de Nacimiento : soy eterno, no nací.
Títulos :
Renombre : Desconocido.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La supervivencia de Ahyol en Tyriel

Mensaje por Ahyol el Lun Jul 02, 2012 6:46 am

Después de recuperar el aliento y perder por fin la sed, Variens y Ahyol se dispusieron a caminar. Los pasillos, siempre oscuros y frescos, muchas veces estaban vaciós y muchas veces con varias personas cruzandose por el camino. ¿Cuandos adeptos existirían? Mientras se preugntaba cosas en su cabeza, como siempre, Ahyol le sorprendió escuchar la presencia de un consejo y sobre su misión, sobre perjudicar posiblemente a la Orden. Llegaron rápidamenteme a un salón, donde muchisimos adeptos comían en un silencion impertubable. Al sentarse, un par de ellos se levantaron y les sirvieron comida, pero cuando Ahyol iba a agradecer, simplemente asintió con la cabeza, pues había notado ya que la genye aqui no hablaba mucho.

Variens continuó con la explicación de ciertos parametros de la orden, entre ellos su jerarquía. Sifnificaba que quizá los otros alumnos no llevasen mucho tiempo Aqui tampoco. Ojeando la sala, Ahyol logró ver entre la multitud solo un par más de capas negras. A casi nadie se le veía el rostro. Todos con la capucha puesta, hablando en voz muy baja.

Ahyol comenzó a comer de su plato. La comida estaba bastante buena, aunque en realidad, cualquier ocsa era mejor que pan duro y una cerveza diarios.

-Me parece bastante justo lo que hacen, sobre ayudar con las cosas por aqui. Toda ayuda siempre merece recompensa.- Le dijo a su maestro, en el tono más bajo que fue capaz. No pensaba interrumpir aquel silencio tan... agradable. Se echó otra cuchara de comida a la boca y al tragar, bebió un poco de agua.

-Variens, ¿"agradecerle" significa que conoceré al Templador?.- Preguntó el joven, con mucha curiosidad, pero mantenendo el bajo tono. La verdad la sola idea de ver al líder de tal orden y que además fuese casi un centenario eran bastante emocionantes, además de que tenía una curiosidad joven e innata. El joven exploraba los detalles con sus ojos y cuando se aburría de mirar, repasaba mentalmente lo que había visto en el día. Este tipo de cosas siempre se le daban bien, pues tenía una memoria considerable. Aún así, su cabeza se centraba en las cosas que podría hacer una vez saliese de allí. Pero apra salir, primero debía aprender y eso haría.
avatar
Ahyol

Fecha de inscripción : 24/05/2012


Información de Personaje
Lugar de Nacimiento : Tyriel
Títulos : Músico
Renombre : Desconocido.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La supervivencia de Ahyol en Tyriel

Mensaje por Creador el Miér Jul 04, 2012 2:15 pm

La comida transcurría con la mayor tranquilidad y paz que Ahyol había vivido, al menos que recordara, en toda su corta vida. Había una armonía en el ambiente que era difícil de explicar aunque se podía decir que reinaba la espiritualidad. Variens, su maestro, asintió con la cabeza para añadir a su gesto.

-Nosotros evitamos hablar lo máximo posible, el silencio es una virtud, si puedes decir algo con un gesto dilo, tenemos un pequeño lenguaje de manos muy útil para algunas situaciones- esto ultimo sorprendió a Ahyol pues nunca había escuchado algo parecido- pero si, verás al Templador, como todos, durante tus ceremonias de ascenso y, llegado el caso, si algún día necesitas algo podrás acudir a él si está disponible, es un hombre ocupado.

Al escuchar esto se percató de que los hijos movían sus manos continuamente, para el no había significado mucho dado que no había escuchado ese detalle por boca de Variens pero para él todo empezaba a tener mas y mas sentido.

-Al final de la semana podrás pasar ratos libres con otros novicios o miembros de la Orden, lo que prefieras, el resto del tiempo será puro y duro entrenamiento...

Las conversaciones eran cortas y breves y, desde entonces, poco a poco Variens empezó a enseñarle lentamente unos gestos con las manos para poder hablar entre ellos sin necesidad de usar las palabras, le explicaron que en una misión podía ser muy útil hablar sin necesidad de hablar y que, para los hijos, el silencio valía tanto o mas que el oro.

Al terminar la cena se dirigieron a la habitación de Ahyol y, una vez allí, Variens tomó el libro que antes había visto el aprendiz y lo abrió. Ambos se sentaron junto a la mesa y Variens, poco a poco, empezó a enseñarle el abecedario del idioma Ithelior, el común en el Valle, para así aprender a leer. Las letras, aunque de un abecedario, era de un estilo gótico muy intrincado por lo que Ahyol tardaría mucho tiempo en aprenderlas y saber escribirlas precisaba de mucha práctica que, por supuesto, Variens le daría.


Yo soy el que soy.



Bolsa: Más que tú.

avatar
Creador

Fecha de inscripción : 09/01/2010


Información de Personaje
Lugar de Nacimiento : soy eterno, no nací.
Títulos :
Renombre : Desconocido.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La supervivencia de Ahyol en Tyriel

Mensaje por Ahyol el Miér Jul 04, 2012 5:27 pm

Ahyol comió calado, aportando al impertubable silecion de la estancia. Era muy tranquilo, y el joven, como pocas veces, se sentía seguro. Como entre familia casi... seguro le tomaría tiempo acostumbrarse, pero hasta ahora no se veia nada mal vivir allí. Durante la comida, Variens le explicó los principios del sistema de señas y manos que usaban. Un lenguaje codificado seguro era mucho más seguro. Era un tema muy interesante. Variens siguió explicandole cosas a Ahyol por unos momentos y varias cosas también cobraban sentido.

-¿Finales de semana libres? Pero si no conosco a nadie...- Dijo en voz lo más baja posible.

Luego de eso, se dirigieron a su habitación nuevamente. Se quitó el cinto con las armas y lo dejó sobre la cama, para sentarse y Variens tomó un libro.

-Supongo que empezamos la clase de letras...- Dijo Ahyol. La verdad, Ahyol tenía leves conocimientos que había olvidado hace ya mucho, pues nunca logró terminar de aprender. Aún asi su memoria y su capacidad de rápido aprendizaje seguro le ayudarían en esta situación. Las letras se le hacía algo confusas y complicadas, pero las iba entendiendo poco a poco.

Lo más dificil era escribir. Ahyol tenía la mano hábil, pero por alguna razón, su letra era muy fea. Variens de seguro le haría mejorarla. Leer no era tan dificil, solo era reconocer letras... pero escribir era otra historia. Aún así, ponía toda su concentración en escribir y lo hacía lento, pero al menos lo hacía.

Por alguna razón, el joven se distrajo un rato pensando en los demás adeptos. ¿Cuales serían sus historias? ¿Serán parecidos? ¿Ahyol podría conocer algunos?... Era extraño pensar que eres como el chico nuevo del barrio, no conoces a nadie y pareciera que a nadie le interesase conocerte... fue de cierta manera, melancólico para él, pues como siempre viajaba cuando niño... siempre era el "chico nuevo".
avatar
Ahyol

Fecha de inscripción : 24/05/2012


Información de Personaje
Lugar de Nacimiento : Tyriel
Títulos : Músico
Renombre : Desconocido.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La supervivencia de Ahyol en Tyriel

Mensaje por Creador el Mar Jul 10, 2012 6:15 pm

El maestro de Ahyol, Variens, caminaba siempre sin tener prisa alguna, decía poco pero lo que decía era importante y parecía disfrutar siempre con el silencio que reinaba entre ambos y con el resto del templo. Parecía que aquel silencio era sagrado y que romperlo fuera un tremendo pecado...

Durante el tiempo que estuvieron en la habitación de Ahyol aprendiendo el arte de las letras, Variens le enseñó el abecedario y, aunque era complicado, el aprendiz aprendió los conceptos de esta rápidamente pero tardaría días, o incluso semanas, en memorizarlo y escribirlo correctamente.

Mientras aprendía las letras, Variens le mostró como estas se unían para formar palabras, algo que ya sabía, pero empezó a mostrarle su significado con suma paciencia y de forma simple, sin entrar en detalles y complejidades.

Al mismo tiempo, por si fuera poco, Variens le enseñaba los preceptos de la orden y le explicaba todas las dudas que fueran surgiendo:

-Los novicios tienen que desfogarse de vez en cuando, conocelos y hazte amigo de alguno de ellos, todos aquí somos hermanos pero, si no te agrada otra compañía que no sea la mía, siempre puedes dedicar tu tiempo libre al trabajo y al estudio.

Dicho esto le mostró varios conceptos básicos de la forma de vida y del pensamiento de los Hijos de la Penumbra. Los Hijos de la Penumbra tenían un manuscrito al que acudir, escrito por el propio Beveidis hace siglos. Dicho escrito no tenía un nombre largo y extenso como el de los heréticos hijos de Aenor, aquel libro era conocido como el Códice. El códice, enseñaba una forma de vida basada en la actitud crítica hacia todo Orden Absoluto pero también enseñaba que todo hombre debía trabajar y luchar por aquello en lo que creía y pensaba, el grupo humano era fundamental, era el nexo que nos unía con algo mayor que nosotros mismos pero aquel nexo debía estar siempre sometido a mejora y crítica.

Los Hijos de la Penumbra no creían, al contrario que los de Aenor, que Beveidis estuviera errado, ni que al morir acabaran siendo devorados. Pensaban que su señor había sido maldecido por otros dioses y que su deber era liberarlo, había mostrado a los hombres que no existe una sola luz o una sola oscuridad, había mostrado el gris a los humanos y por ello había sido castigado.

La Orden no era más que el método para lograr el fin, liberar al Dios, y hasta que no lo lograran seguían luchando desde las sombras.

El sufrimiento era algo que iba intrínseco con la vida de los hombres, ni aun luchando contra todo orden absoluto se logra acabar con el sufrimiento del hombre. Originado por los anhelos no cumplidos, el dolor, la muerte, la enfermedad, el descontento, etc. La búsqueda de aquello que deseamos en la vida, la lucha por eliminar aquello que nos perjudica, es fundamental. La actitud ética aquí es fundamental, la buena conducta nos diferencia de los animales y de los actos fomentados por los demás dioses. El silencio, la meditación, la armonía y demás aspectos son fundamentales.

Aspectos como el matrimonio están permitidos dentro de la orden pero siempre se mantiene en claro que el deber es, ante todo, lo primero aunque, obviamente, resulta muy difícil tenerlo siempre en cuenta pero por ello es raro que haya matrimonios. Muchos miembros de la Orden pasan a un plano menos activo cuando sienten que precisan de un camino más allá de los Hijos pero, aun así, siempre están comunicados con los demás, trayendo nuevos adeptos, por ejemplo.

Era una fe poco dogmática, basada en un Códice de conducta, que buscaba la paz y la armonía y la actitud crítica. Entrenaba a sus miembros en la lucha por la libertad de pensamiento y de fe y la mejor manera era formando a los mejores asesinos del Valle.


Yo soy el que soy.



Bolsa: Más que tú.

avatar
Creador

Fecha de inscripción : 09/01/2010


Información de Personaje
Lugar de Nacimiento : soy eterno, no nací.
Títulos :
Renombre : Desconocido.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La supervivencia de Ahyol en Tyriel

Mensaje por Ahyol el Jue Jul 12, 2012 2:19 am

Ahyol pasó mucho tiempo intentando aprender las bases del Ithelior escrito con Variens como maestro. Era un hombre paciente, y Ahyol comenzaba a sentir gran respeto por el, tanto porque era habilidoso como inteligente y culto. Los fundamentos de la orden no eran muy dificiles, en tanto era curiosamente parecidos a los de Aenor, eran ciertamente muy diferentes en cuanto objetivo. Las clases eran agotadoras y el joven ladrón quedaba agotado después de la jornada. El abecedario no era tan dificil, pero la convinación de letras y creación y recombinacion dep alabras lo hacía un tanto confuso. Aún así, no pudo evitar preguntarle a Variens:

-Variens, tengo una pregunta... ¿Existe algún otro idioma escrito además del Ithelior?.- Preguntó el joven a su maestro interrumpiendo la clase.

El joven sabía que no debía interrumpir la clase pero muchas veces se le hacía imposible comerse su curiosidad. La verdad se lo había pensado desde que vió a Variens leyendo aquel libro. Después de la pregunta el joven seguiría nuevamente con las instrucciones de Variens y si este le daba algo de tiempo, quizá darse un paseo por las instalaciones e intentar conocer a alguien por casualidad. La verdad Ahyol no era de hacer amigos... hablaba con poca gente, no más de la necesaria. Pero aún así, quizá podría comer algo y podía quizá surgir una conversación con alguien. Además, debía comenzar a conocer el lugar, pues no sabía cuanto tiempo pasaría allí. Se sentía agrado, el lugar era fresco siendo verano, quizá era frío en invierno. Los adornos en las paredes siempre le llamaban la antención y apesar de estar acostumbrado al bullicio, el silencio era también agradable. Se sentía curiosamente bien... sus heridas ya estaban pasando y se iba sintiendo mejor cada día.
avatar
Ahyol

Fecha de inscripción : 24/05/2012


Información de Personaje
Lugar de Nacimiento : Tyriel
Títulos : Músico
Renombre : Desconocido.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La supervivencia de Ahyol en Tyriel

Mensaje por Creador el Lun Ago 27, 2012 6:16 pm

Su maestro, al igual que él, tenía pluma y tinta y en ocasiones escribía letras o palabras para ir practicando su caligrafía. Aquel era un mundo nuevo y extraño para Ahyol, muy complicado, pero repleto de sorpresas y de novedades. La curiosidad del joven se avivaba por momentos y por ello, quizás, no pudo evitar preguntar a su maestro en mitad de aquellas explicaciones.

-Bueno...- dijo con un aire pensativo- el Ithelior es una lengua vulgar, las lenguas vulgares son aquellas que nosotros, hoy día, hablamos y hay dos en el Valle, quitando los dialectos. La otra gran lengua es la de los bárbaros, llamada meroving y carece de escritura pero, por si te interesa, hay una lengua muy antigua, que solo los sabios conocen, llamada la Lengua Arcana. Esa lengua es la lengua que hablaban los antiguos dioses, Beivedis por ejemplo, y en ella están escritos muchos manuscritos de los hombres de aquella época, hoy día se sigue usando pero solo en círculos muy cultos.

No parecía molesto por aquella pregunta pero Variens era un hombre metódico, que gustaba de hacer las cosas a su debido tiempo pero que, aunque le importunaba interrumpir la explicación para continuar con unas ideas y conceptos diferentes pero relacionados con la materia, parecía muy interesado en avivar la curiosidad y el ansia de saber de su aprendiz.

Parecía disfrutar respondiendo a esas preguntas, creando a su vez unas nuevas...


Yo soy el que soy.



Bolsa: Más que tú.

avatar
Creador

Fecha de inscripción : 09/01/2010


Información de Personaje
Lugar de Nacimiento : soy eterno, no nací.
Títulos :
Renombre : Desconocido.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La supervivencia de Ahyol en Tyriel

Mensaje por Ahyol el Miér Sep 05, 2012 2:30 pm

Ahyol tenía aún pluma en mano, mientras escuchaba atento a las respuestas de Variens. La frescura de aquel lugar se hacía notar, era muy agradable. El joven novato pensaba en como reaccionaría Variens ante una interrumpción tan abrupta y fue mejo de lo esperado. El maestro con una paciencia colosal, pareció responder a la pregunta sin problemas. Todo el tema de la Lengua Arcana pareció interesarle mucho a Ahyol, al punto de no darse cuenta que había soltado la pluma sobre el papel y lo había manchado un poco con la tinta. Notó esto y se propuso a limpiar.

-Lo siento maestro. Me distraje demasiado. Podemos seguir con las lecciones.- Ahyol tomó el papel y con un pequeño trapo qye había cerca para este tipo de casos, intentó limpiar un poco e l pequeño desastre. Luego, retomó lap luma y se pondríia a repasar lo que Variens le abía dicho antes.

Las letras no eran el mayor fuerte de Ahyol, pero al menos estaba aprendiendo. El lenguaje antiguo, los circulos secretos, cada cosa que decía Variens avivaba su deseo de pertenecer a la orden, era casi curiosidad "cientifica". Una curiosidad que te pica por dentro y que no quieres resolverla sino que sientes que debes resolverla pase lo que pase. De todos modos, todo a su tiempo. Aún le faltaba mucho y por lo demás, Variens parecía tener bastante tiempo libre por ahora.
avatar
Ahyol

Fecha de inscripción : 24/05/2012


Información de Personaje
Lugar de Nacimiento : Tyriel
Títulos : Músico
Renombre : Desconocido.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La supervivencia de Ahyol en Tyriel

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.
Lee!!!
{Pasa el Mouse}