Mundos Paralelos

El Concilio de la Penumbra.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

El Concilio de la Penumbra.

Mensaje por Kvothe el Miér Jun 13, 2012 2:37 pm

Caía la noche. Los últimos rayos del sol acariciaban el cielo de forma suave y sensual, mezclando colores sobre las cabezas de todos los transeuntes de las calles de Irien. Algunos volverian a sus hogares, otros saldrían de ellos. Era un lugar rico, lleno de vida a la vista de cualquier persona, tan inocente y pacífica como la mayoría del Valle... y Kvothe no podía soportarlo.
Deambulaba como de costumbre por las oscuras callejuelas, en busca de aquel lugar del que había oido hablar a distintos vagabundos y buscavidas como él: El Concilio de la Penumbra, o también llamado por los viandantes y la guardia de Aenor "El sucio gremio de ladrones".

Con la capucha bien ajustada para evitar que nadie viese su rostro, escrutaba cada esquina con sus penetrantes ojos celestes, armonizando cada paso con el chasquido metálico de su espada corta engarzada en su cinto y el paso firme de sus botas de cuero. Se preguntaba cómo podría llegar a ese lugar... y cómo sería. Realmente no le extrañaba que todos los brivones del lugar tuviesen un centro sagrado en el que poder resguardarse los unos a los otros ¿Cómo si no, habrían escpado de las manos de la Orden? Demasiado fácil para unos santos caballeros devotos y entrenados, demasiado difícil para gente sin hogar con la libertad como única pertenencia valiosa.
Prosiguió su camino entonces, mascullando para sí en voz baja una oración que aprendió en su día cuando visitaba el Castillo negro junto a su padre, pensando que quizá esos Dioses que tanto le enseñaron a adorar ahora marcaran sus pasos hasta encontrar la siniestra organización... o más bien aquel remanso de paz para los proscritos.

En su eterno y parsiminioso paseo, terminó llegando hasta una pequeña plaza cuadrada entre cuatro casas, cuyas calles se ramificaban en pequeños recovecos que hacían ardua la tarea de alcanzar aquel lugar. El joven se percató entonces, de que solo había paz en aquel sitio, ni un ruido. No se oían niños jugar y reir, tampoco se podían escuchar las voces de los comerciantes; solo había silencio y un aura tenebrosa que parecía observarle desde todas direcciones -¡Alguien!- vociferó, observando su alrededor. El oscuro manto del cielo ya casi se cernía sobre él y las estrellas esperaban ansiosas a la luna, por lo que comenzaba a costarle identificar el lugar, cosa que no soportaba -¡Llamo al Concilio!- aquellas palabras quizá fueran arriesgadas, pensó, pues no sabía quién podría llegar a oir su voz... y si delataba el paradero de aquel lugar, perdería la oportunidad de encontrar alguna cabeza de turco que utilizar para sus planes. Esperó en silencio, agudizando su oido tanto como podía hacer y con su mano derecha acariziando la empuñadura de su espada. Así aguardó... esperando no estar haciendo el ridículo.

Al narrador:
Bien, he aquí mi primer post en este foro y espero no haber hecho nada que contradiga la normativa. En cualquier caso, iré llevando mis tramas junto a Eleanor, así que pediría al narrador postease después de ella cualquier calamidad que sobre Kvothe se deba cernir. Graacias :3
avatar
Kvothe

Fecha de inscripción : 11/06/2012


Información de Personaje
Lugar de Nacimiento : Irien
Títulos :
Renombre : Desconocido.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Concilio de la Penumbra.

Mensaje por |Narrador| el Miér Jun 13, 2012 5:20 pm

El sol en el oeste, proyectaba las sombras de las calles hacia el este de una forma exagerada. En el horizonte aún brillaba el astro rey, pero las estrellas con premura iban adornando el este, adhiriéndose a un manto más oscuro. Irien, la ciudad más grande de todo el valle, comentada como capital si en el valle se proclamase un rey. Sus edificios de ladrillos anchos, dorados y exuberantes hacían de casi toda arquitectura algo digno de pararse a mirar; pero precisamente, en aquellos callejones no. Las sombras engrisaban la piedra, los edificios no llegaban a las dos plantas, toda ventana cerrada en aquella plazuela y el silencio es el que reinaba, silencio y oscuridad.

En el centro de la plaza se apostaba una estatua de Ithelien, dios de los credenciales de los caballeros con la cabeza cortada, y sin rastro de ella por ningún lado; la imagen hacía aún más tétrica ésa plaza, que avisaba de algo que probablemente a Kvothe le haría pensar estar en el lugar correcto.

Al cabo de diez minutos, caracterizando la parsimonia del ex caballero de Aenor, las luces se ocultaron y la penumbra se sumió en una dentellada siniestra. Cuando ésto transcurrió y la única luz en el cielo era la luna, una puerta al otro extremo de la plaza se abrió. ~Ñieeeeeck~ Chirriaba bastante, en un eco que sonó ahora en la oscuridad y el silencio, más fuerte que la voz de Kvothe cuando anunció el concilio.

Spoiler:
Todo correcto, sin quejas en el primer post al menos. bienvenido a Aenor y espero que te diviertas con las aventuras del valle Smile



avatar
|Narrador|

Fecha de inscripción : 29/05/2012


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Concilio de la Penumbra.

Mensaje por Eleanor el Mar Jun 26, 2012 3:39 pm

Me encontraba apoyada en la puerta robusta de madera, de cara a la habitación, que separaba el mundo real del mundo secreto de los de mi gremio. Aquellos que trabajaban en el sucio oficio de la apropiación de propiedades ajenas, se encontraban conversando en voz baja sobre algunos planes o ideas que querían compartir entre ellos para un mejor resultado. Yo, por mi parte, no prestaba demasiada atención a aquellas conversaciones. Las palabras de los ladrones eran simples murmullos incomprensibles a mis odios, y es que me encontraba sumida en mis pensamientos, en memorias, en ideas... los cuales encontraba absurdo de compartir con nadie. Si no fuera porque en algunas situaciones no tenia mas remedio que refugiarme entre aquellos hombres que con el tiempo podían llegar a ser útiles compañeros, no perdería tanto tiempo allí para sin hacer nada. En cierta parte, porque debía de hacer trabajos como venganza, y por otra parte, porque me negaba a revivir un pasado doloroso... pero no había mas remedio.

Debía de haber caído ya la noche, cuando el sonido de una voz que reclamaba a gritos nuestra presencia, hizo que mis pensamientos desapareciesen para ponerme totalmente alerta. Fuera quien fuese aquella persona que se encontraba fuera, no debía de tener buenas intenciones. Me decidí a ser la primera en salir de aquella habitación para poner silencio a aquel grito que podría descubrirnos. Abrí la puerta despacio, con cautela, y pude comprobar que aquel que nos reclamaba no parecía ser un noble, tampoco un caballero... Corrí intentando detenerle antes de que el pudiese actuar, colocándome tras la persona, tapando su boca con mi mano para posar la otra sobre la daga que quizás debía usar -¿Quien sois? ¿Que queréis?- Mi voz, no fue otra cosa que un susurro.


Spoiler:
Siento mucho la tardanza. Selectividad consigue que nos olvidemos de que el sol existe
avatar
Eleanor

Fecha de inscripción : 10/06/2012


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Concilio de la Penumbra.

Mensaje por Kvothe el Mar Jun 26, 2012 4:29 pm

El negro manto nocturno era casi palpable en aquella oscura placita alejada del resto del mundo. El silencio hacía aquella situación muy tensa para el muchacho, tanto que sus ojos escrutaban los tenebrosos recovecos, cada esquina, con gran rapidez. Fue cuando oyó un pequeño crujido proviniente de una puerta lo que le alertó, apunto de desenvainar su arma. Intentó penetrar en las sombras con sus orbes azules con la vana esperanza de descubrir alguna figura humana que hubiese respondido a su llamado, pero se equivocó.

Fue tan rápido como una centella, aquel momento fugaz, en el que quizá los nervios de acero repiqueteando después de mucho tiempo, le hicieron caer presa de las manos de un desconocido que tapó su boca a la par que preguntaba con un susurro.
Intentó tranquilizarse tanto como pudo, ni siquiera forcejeó, se mantuvo quieto e impasible, reflexionando. Primordialmente, pensaba en cómo esperaba que le contestase si le tapaba la boca y en segundo lugar, se lamentaba de la estupidez que realmente cometía al llamar a gritos a un gremio que se supone, es secreto.

Alzó sus manos muy despacio para mostrarle a aquella sombra que le atracaba que estaba indefenso, esperando que así redujese su fuerza para apartarse con un paso hacia delante, tirando de su cabeza hacia el frente
-Maldito seas...- se giró, sin poder presenciar de forma precisa la naturaleza de aquella persona debido a la oscuridad -Deberíais acostumbrar a apuñalar antes de preguntar, si fuese miembro de la Orden, ya habrías sido decapitado dos veces.- tronó su voz con cólera, sintiéndose algo ofendido por el hecho de no haber visto venir ese ataque.
Fijó su atención entonces en la puerta abierta, de la que manaba una tenue luz. No prestó más atención al desconocido, la suficiente para cuidar su espalda mientras se dirigía hacia ese lugar que ansiaba fuera el gremio.

En el umbral, pudo ver que habían unas escaleras que descendían unos tres metros aproximadamente en lugar de poseer un pasillo directo a un hogar. Descendió por los mismos manteniendo alta la guardia, pero solo encontró algo similar a una tasca oscura, sucia y poblada de hombres, pocas mujeres y algún que otro adolescente de muy malas pulgas y peores pintas.
-No podía esperar un recinto lleno de soldados con armaduras oscuras y espadas ostentosas...- murmuró para sí mismo mientras avanzaba hacia lo que debía de ser la "barra" donde un hombre orondo, calvo con dentadura dudosa lo miraba con suma curiosidad -Sorprendeme- se sentó en un mohoso taburete de madera inchada por la humedad -Y dime... si en este lugar hay alguien lo suficientemente loco como para intentar dar un golpe triunfal- sonrió con cierta malicia, mirando a través del rabillo de los ojos a los presentes que quizá le escucharan a la vez que trataba de llamar la atención del "cantinero" -Algo tan triunfal como desmerecer a los gloriososo Caballeros de Aenor...- bramó con voz helada de ultratumba a la luz de las numerosas velas que iluminaban el lugar con aquella luz melancólica. Las pocas mesas y taburetes estaban en el mismo precario estado en el que Kvothe había tomado asiento y alguna que otra rata pululaba por las esquinas buscando algún pedazo de pan duro que llevarse a su madriguera. Era deprimente, sumamente deprimente... pero esperaba poder sacar algún provecho de ese lugar.
avatar
Kvothe

Fecha de inscripción : 11/06/2012


Información de Personaje
Lugar de Nacimiento : Irien
Títulos :
Renombre : Desconocido.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Concilio de la Penumbra.

Mensaje por Creador el Miér Jun 27, 2012 2:25 pm

OFF: ¿Estáis posteando en el mismo tema pero en lugares diferentes? Me parece bien que queráis enlazar vuestras tramas pero vuestros post pueden interpretarse de muchas maneras así que aclaradme bien lo que tenéis en la cabeza para que no la liemos parda (puede que el Narrador lo supiera pero ha dejado el foro).

Por otro lado no manipulen la realidad del foro. Si un cronista dice que hay una puerta pueden dirigirse a ella pero es el CRONISTA el que dice que hay detrás y no ustedes ¿Por que? Ustedes pueden decir que hay un cofre de oro pero lo mismo, para el narrador, había un asesino... (puse un ejemplo muy exagerado). Yo meto los pnj, los objetos y todo lo demás pero ustedes interactuan con ellos y tienen plena libertad pero tan solo para controlar los actos de SU personaje.


Yo soy el que soy.



Bolsa: Más que tú.

avatar
Creador

Fecha de inscripción : 09/01/2010


Información de Personaje
Lugar de Nacimiento : soy eterno, no nací.
Títulos :
Renombre : Desconocido.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Concilio de la Penumbra.

Mensaje por Kvothe el Miér Jun 27, 2012 2:46 pm

Nuestra trama va enlazada, osea, los pj irán juntos y tal en plan compañía constante para agilizar y facilitar la narración. Respecto a lo del interior, creí que podiamos narrarlos los usuarios pero no los pnj (no creo haber controlado a ninguno de manera directa, si es así, mea culpa) Estaremos al corriente de estos datos a partir de ahora para evitar futuros errores. Esperamos narración.
avatar
Kvothe

Fecha de inscripción : 11/06/2012


Información de Personaje
Lugar de Nacimiento : Irien
Títulos :
Renombre : Desconocido.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Concilio de la Penumbra.

Mensaje por Creador el Jue Jun 28, 2012 11:18 am

Si pero no puedes inventarte pnj ni situaciones sin el permiso expreso del narrador. Se que quizás cuesta entenderlo pero, básicamente, no puedes decir lo que hay detrás de la puerta que has abierto. Eso es ya asunto del narrador o cronista pero, aunque este caso no es importante, debes tenerlo en cuenta para el futuro.

Por otro lado sigo sin entender donde se encuentra Eleanor, da la impresión que no está contigo y si es así...¿Donde se encuentra exactamente? Tanto a mi como a los otros cronistas nos resulta confusa esta situación y no podemos avanzar hasta que quede zanjada.


Yo soy el que soy.



Bolsa: Más que tú.

avatar
Creador

Fecha de inscripción : 09/01/2010


Información de Personaje
Lugar de Nacimiento : soy eterno, no nací.
Títulos :
Renombre : Desconocido.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Concilio de la Penumbra.

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.
Lee!!!
{Pasa el Mouse}